Clamor de justicia sin respuesta frente al hospital Star Médica Mérida

Publicado septiembre 19, 2017, 7:25 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

“Justicia”, “Justicia”, “Justicia” fue el clamor que se escuchó frente al hospital Star Médica, el mismo donde hace un mes ingresó el niño más vivaracho del mundo para sus padres y abuelos, y a los tres días salió un pequeño cuerpo inerte cuya causa de muerte hasta ahora se desconoce.

Decenas de personas se congregaron en el parque Tabentha de Altabrisa y de ahí marcharon hacia Star Médica en demanda de justicia para Fabrizio, el pequeño hijo de Mónica Ávila Rodríguez y Santiago Sosa Cerón, de apenas un año y quien fue sometido a una operación para bajarle un testículo.

La intervención quirúrgica era ambulatoria, es decir, que iba de entrada por salida, pero las cosas se complicaron y a los dos días Fabrizio falleció.

Desde hace 10 días sus padres protagonizan un movimiento en demanda de justicia. La de ayer fue la segunda marcha que realizaron. La primera fue el domingo 10 de septiembre en el Monumento a la Patria, y de ahí avanzaron hacia la glorieta a Justo Sierra.

A lo largo de la semana se realizaron diversas diligencias jurídicas, incluyendo la comparecencia de los doctores Wilhem Cerón Grajales y Francisco González Martínez, pediatra y neonatólogo, respectivamente, pero ambos cirujanos se reservaron el derecho de declarar. Igual compareció el director de Star Médica, Hugo Boehm Calero, quien también calló ante el Ministerio Público.

“Justicia”, “Justicia”, “Justicia”, fue el grito espontáneo que surgió entre los manifestantes ayer por la mañana cuando se apostaron frente al Star Médica.

Pese a que la marcha era silenciosa, tal como pidieron los padres de Fabrizio, las emociones no se pudieron contener y estalló el grito de una de las manifestantes: “Lo siento, no me puedo quedar callada”, anticipó antes de comenzar a gritar: “Justicia”.

Y enseguida fue secundada por otras voces que espontáneamente pedía castigo para los responsables y el cierre del hospital.

Hasta ahora Star Médica no ha respondido nada sobre las acusaciones. Incluso la semana pasada varios periodistas buscaron a su director, Hugo Boehm, quien prefirió encerrarse, en lugar de dar la cara y afrontar la crisis.

Fuentes cercanas a los médicos señalaron que los doctores emprenderán acciones para limpiar su nombre, a fin de que no sean ellos los únicos que asuman la responsabilidad, sino también Star Médica.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.