Ante el Covid-19, yucatecos se han acercado más a la religión

Publicado marzo 31, 2021, 3:35 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

A consecuencia del Covid-19, los yucatecos se han acercado más a la religión, aunque aún siguen limitadas las actividades tradicionales establecidas por el cristianismo, tal el caso de la Semana Santa, afirmó el arzobispo Gustavo Rodríguez Vega.

Sin embargo, la pandemia ha provocado que los fieles se mal acostumbren a las misas virtuales y se abstengan a acudir a los templos, a excepción del Norte de la ciudad, donde es notable la asistencia de católicos, en comparación con el resto del Estado.

“En 2020, todo fue a puerta cerrada y sin participación de gente, ahora el cupo es del 30 por ciento, ya es una celebración animada con respecto al año anterior”, acotó.

Por ende, hoy en día, hay una mayor participación con respecto al año pasado, y se prevé que aumente la afluencia de fieles conforme disminuya el riesgo de propagación e infección del coronavirus 2 del Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS-CoV-2) causante de la enfermedad Covid-19.

“No creo que el Covid-19 haya alejado a la gente de la fe, muchas se han vuelto más religiosa”, acotó durante la conferencia de prensa que sustentó en la iglesia de Monjas.

El V Arzobispo Metropolitano de la Arquidiócesis de Yucatán, quien tomó posesión el 29 de julio de 2015, resaltó el aumentó del número de seminaristas registrado en 2020 y se prevé que en este año continúe el incremento.

Abundó que la misa virtual que se transmite en vivo es vista hasta por 200 mil personas, a través del canal de la Arquidiócesis, así como por televisoras y radiodifusoras.

Asimismo, la mayoría de los sacerdotes proyectan sus propias celebraciones, las cuales son seguidas por los feligreses de las respectivas parroquias, abundó el XL Obispo de Yucatán.

El prelado comentó que la pandemia ha provocado que “muchas personas se han malacostumbrado de seguir las celebraciones de forma virtual y no se animan a ir al templo, pero estoy seguro que acudirán si les dicen vamos”.

Debido a la contingencia establecida ante la letal patología de rápida transmisión, “hay mucha dificultad de ir a misa, pero no se ha desbordado la asistencia a la ceremonia, pues se ha respetado la asistencia del 30 por ciento”.

Reconoció que en el Norte de la ciudad es mayor demanda de llenar el templo, motivo por el cual se imparten más misas, en diferentes horarios, para así satisfacer la demanda.

Sin embargo este fenómeno no se refleja en otras partes de la ciudad, y mucho menos en el interior del Estado.

Enfatizó que pese el impacto del Covid-19, “no es una falta de fieles o que se haya perdido la fe, al contrario, se ha fortalecido en este tiempo”.

Semana Santa

Rodríguez Vega convocó a los fieles a participar en las actividades correspondiente a la Semana Santa, de acuerdo con las condiciones establecidas para evitar la propagación de la pandemia.

“Primero que vean si hay oportunidad de acudir al templo, pues sólo puede haber un aforo del 30 por ciento, además que no pueden ir los senescentes, niños y mucho menos los enfermos.

Recomendó a los fieles que acudan a los templos con sus respectivos cubrebocas, así como permitir que les tomen la temperatura corporal, el rociado del sanitizante y la aplicación del gel antibacterial en sus manos.

El arzobispo comentó que por segunda ocasión se suspendieron diversos procesos correspondientes a la Semana Santa, tal el caso de la procesión correspondiente al Domingo de Ramos, que en esta ocasión se registró el pasado 28.

Lo mismo ocurrirá con el viacrucis y las procesiones del Viernes Santo, todo ello para romper la cadena de transmisión de la pandemia.

En el caso del lavatorio de pies no es un ritual obligado, incluso, hay lugares donde nunca se ha realizado, pero en el caso de Yucatán, “es un lugar religioso y de tradiciones arraigadas, por lo que es sensible la pérdida temporal de esta práctica del gesto de humildad que nos recuerda al Jesús con los Apóstoles, abundó.

Finalmente, mañana, en Jueves Santo se celebrará el Sagrado Evangelio, a las 10 horas, en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Mérida y a las 16 horas, en la Catedral Metropolitana San Ildefonso de Toledo.

El Viernes Santo, en Catedral, se realizará la Liturgia de la Santa Cruz, las Siete Palabras, y el rezo a la Santísima Virgen, mientras que el Sábado, por la noche, será la Vigilia Pascual.