Renán Barrera impulsa políticas públicas de igualdad, inclusión y equidad

Publicado febrero 21, 2021, 10:30 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 8 mins

Las acciones a favor del respeto a los derechos humanos emprendidas desde el Ayuntamiento han contribuido a que nuestra ciudad trascienda en políticas públicas en términos de igualdad, inclusión y equidad, lo que a su vez consolida el desarrollo integral de la sociedad, afirmó el alcalde Renán Barrera Concha.

Lo anterior, subrayó, nos permite seguir construyendo día a día la Mérida de 10 que todos merecemos.

Al presidir la novena sesión ordinaria del Consejo Municipal contra la Discriminación de la Diversidad Sexual de Mérida 2018-2021, realizada en formato virtual, el Presidente Municipal subrayó que una ciudad como Mérida no puede estar sujeta al arbitrio o la decisión personal de nadie, sino que su desarrollo debe basarse en la igualdad, la equidad y, sobre todo, la inclusión.

En la sesión, que se realizó a través de la plataforma digital Zoom, Barrera Concha subrayó que una ciudad humana e incluyente no solo es aquella que vela por las condiciones materiales del municipio, sino también por el desarrollo integral de su sociedad, donde se fomenten el respeto y la tolerancia hacía hacia todas las personas, principalmente hacia la diversidad sexual.

En su mensaje, destacó que gracias al trabajo conjunto también se ha podido avanzar en ese sentido dentro del servicio público municipal, generando un cambio cultural basado en un mayor respeto a los derechos humanos y  un trato justo hacia las personas de la diversidad sexual.

—Hoy me siento muy orgulloso de ver que hay un avance importante en este sentido en las diferentes áreas del Ayuntamiento, ya que una ciudad humana e incluyente no solo es aquella que vela por las condiciones materiales, sino que también se esfuerza para que las personas tengan una mejor condición humana —apuntó.

En su intervención como miembro del Consejo, la Dra. Ligia Vera Gamboa del Centro de Investigaciones Regionales “Dr. Hideyo Noguchi” de la UADY, reconoció la labor y compromiso del Alcalde meridano y de todo su equipo para impulsar desde el Ayuntamiento un trabajo colectivo, cuyos logros son palpables desde el 2013.

—De verdad me congratula escuchar que al final de esta administración seguirá persistiendo el Consejo, por eso agradezco al Alcalde por demostrar que sí se puede gobernar para todas y para todos —expresó—, tal como lo dice y lo refrenda con su trabajo de todos los días.

A su vez, Abigail Trillo Herrera, presidenta de la organización Yucatrans, dijo que la suma de voluntades entre las diversas asociaciones de la comunidad LGBTTTI (Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti e Intersexual), y el gobierno municipal, está contribuyendo a que por medio de estrategias y objetivos definidos se continúe avanzando para erradicar la discriminación.

—El que el alcalde Renán Barrera esté con nosotros ahora como lo hizo en su primera administración habla muy bien de él y de su interés por apoyar nuestro empoderamiento como asociaciones y como ciudadanos y eso nos está permitiendo hacer historia —enfatizó.

Agregó que el reto para la siguiente administración será apoyar el trabajo del Consejo para que pueda llegar también a la ciudadanía en general.

Ariadna Medina Ceceña, integrante del Consejo, también consideró que el trabajo realizado en el Ayuntamiento desde la primera administración del alcalde Renán Barrera ha sido un excelente punto de partida y así debe continuar, ya que aún falta mucho por hacer para que Mérida sea una ciudad libre de discriminación.

—En ese sentido agradecemos enormemente la visión y el compromiso del Alcalde de gobernar para todos y esperamos que los recursos destinados a este proyecto continúen fluyendo para que nuestro mensaje tenga cada vez más impacto en la sociedad —puntualizó.

En ese sentido, Barrera Concha destacó la importancia de que persista una agenda de trabajo que sea permanente, constante y evolutiva, que permita seguir enfocando esfuerzos a favor de la equidad, inclusión y erradicación de la discriminación sexual.

—Los que tenemos un cargo público y una temporalidad en nuestra condición de dirigir los esfuerzos de la sociedad de alguna manera tenemos que garantizar que las políticas públicas adecuadas se mantengan —puntualizó.

Durante la sesión se presentó un informe de logros y resultados de cada una de las comisiones y mesas de trabajo correspondiente a Políticas Públicas, Capacitación y Comunicación Social.

Entre los puntos más importantes se destacó la aprobación, el 16 de octubre pasado, del Reglamento Municipal para el Respeto y Promoción de los Derechos Humanos del Municipio de Mérida, en el cual se indica que el Consejo contra la Discriminación de la Diversidad Sexual es de carácter obligatorio y debe persistir en las siguientes administraciones.

Asimismo, se informó que se procedió a la elaboración de un diagnóstico, en el que se incluyeron acciones y propuestas para los retos que impone la pandemia COVID-19 a la diversidad sexual en el municipio de Mérida.

También se llevó al cabo el curso “Buen trato en el Servicio Público” que se impartió a empleados municipales en general y a regidores.

Otras acciones correspondieron a la campaña “Mérida sin Discriminación”, que se realizó en espacios públicos de la ciudad y que se contempla llevar a cabo en este año; se promocionaron y conmemoraron fechas importantes como el Día de la Lucha contra el VIH- SIDA y el Día de la No Discriminación, con algunas actividades como la iluminación especial de monumentos y edificios públicos municipales.

Asimismo, a través de diferentes eventos organizados por el Ayuntamiento, como el Paseo de las Ánimas, se contribuyó a fomentar la visibilidad de la Diversidad Sexual.