Refuerzan medidas para evitar contagios de Covid-19 en transporte público

Publicado septiembre 10, 2020, 11:12 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 9 mins

A partir del próximo 13 de septiembre, se permitirá que los usuarios de transporte público viajen sentados en todas las bancas, con barreras físicas entre los asientos para reducir las posibilidades de contagio, y ya no se permitirá que los pasajeros viajen parados en los pasillos, informó el director del Instituto de Movilidad y Desarrollo Urbano Territorial (IMDUT), Aref Karam Espósitos.

Estas nuevas disposiciones incluyen la instalación de cortinas de plástico translúcidas entre los asientos para evitar el contacto entre quienes viajen sentados y, con ello, el riesgo de contagios, de igual manera ya no se permitirá que los camiones lleven pasajeros de pie en los pasillos y se mantendrán las disposiciones sugeridas por la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY), tales como el uso obligatorio de cubrebocas para los guiadores y usuarios.

De esta manera, el Gobierno del Estado reforzará las medidas sanitarias y de prevención en el transporte público para continuar protegiendo la salud de los usuarios y disminuir el riesgo de contagios por Coronavirus y las aglomeraciones, las cuales se suman al Plan de Mejora a la Movilidad Urbana para el Centro Histórico de Mérida.

“Desde que inició la contingencia, se dispusieron protocolos respecto al funcionamiento del transporte público donde se estableció una ocupación máxima de pasajeros que permitía que la gente viajara sentada en las ventanillas de ambos lados, así como gente parada en los pasillos y de esa forma se han mantenido vigentes los protocolos sugeridos de la SSY en materia de transporte. Sin embargo, a partir del día 13 se permitirá que viajen sentados en todas las bancas con las barreras físicas entre los asientos para reducir las posibilidades de contagio y ya no se permitirá que los pasajeros viajen parados en los pasillos”, explicó el director del Instituto de Movilidad y Desarrollo Urbano Territorial (IMDUT), Aref Karam Espósitos.

En este sentido, el director del IMDUT detalló también que la reubicación de las zonas de ascenso y descenso de los camiones también incluyen modificaciones con el fin de evitar aglomeraciones, agilizar el abordaje a los autobuses y proteger la salud de los pasajeros.

Cabe recordar que, con el Plan de Mejora de Movilidad, se separan las áreas de ascenso y descenso, con unas calles de distancia, a fin de evitar que los pasajeros suban y bajen en el mismo sitio; se seleccionaron aceras más anchas y que no estén cerca de grandes comercios para evitar que los usuarios queden al paso de los clientes, y se asignó un número a cada ruta para facilitar la ubicación de su nuevo paradero.

“Con la reubicación de las nuevas zonas de ascenso y descenso, antes conocidas como paraderos, nos permitirá evitar esa convergencia de usuarios y las aglomeraciones generadas por la espera de los autobuses y por el comercio en sí. Una de las grandes modificaciones es que los camiones no permanecerán en los sitios asignados, como lo hacían previamente, es decir, no harán paraderos sino serán únicamente zonas de ascenso y descenso. Los camiones llegarán para hacer descender a la gente y harán un breve corte de circuito para no meterse al centro y de salida, recolectarán a la gente que requiera moverse en las rutas de transporte”, enfatizó Karam Espósitos.

Hay que mencionar que, con estas adecuaciones, se facilitará el flujo de peatones, lo que también se traducirá en la reducción del tiempo de exposición de las personas a posibles focos de contagio, la apertura de espacios peatonales y el ordenamiento de los flujos peatonales facilita la instalación de puntos de soporte sanitario para entregar gel, revisar síntomas, aplicar cuestionarios, entre otras acciones.

Además, estas nuevas disposiciones contribuirán a reducir las velocidades de los vehículos, generar un entorno más seguro y evitar accidentes, lo que a mediano plazo también ayudará a reducir la carga de los servicios de salud.

En este sentido, Karam Espósitos enfatizó que, derivado de estas innovaciones, se reducirá la convergencia de gente bajando y subiendo de los camiones a diferencia de como sucedía en el pasado, por lo que ayudará a hacer esta dinámica más fluida y se disminuirán los tiempos de espera y de recorrido ya que los autobuses generarán corridas más frecuentes.

El funcionario estatal relató que producto de estas acciones y otras medidas incluidas en el Plan de Movilidad, se propiciará una zona más amigable y segura, por lo que los usuarios tendrán más espacios para circular y con esto se reducirán los posibles riesgos de contagio por Coronavirus.

En ese marco, Karam Espósitos informó que se continúan realizando las labores de señalización de las nuevas áreas de ascenso y descenso de las diferentes rutas del transporte público.

“El Imdut coordina los esfuerzos realizados por varias dependencias del Gobierno Estatal y Municipal, para poder llevar a cabo esta tarea de hacer disponibles y funcionales todos los señalamientos y adecuaciones necesarias a partir del día 13, para que se inicie la operación de este Plan de Movilidad Urbana, y gradualmente se irán complementando los detalles o adecuaciones necesarias para el óptimo funcionamiento de éste”, acotó el funcionario estatal.

En tanto, un total de 250 promotores se dedican a la labor de informar a los usuarios del transporte público sobre los próximos cambios en los paraderos de camiones en el Centro Histórico de Mérida, como parte de la campaña informativa para reducir las aglomeraciones y evitar el riesgo de contagios por Coronavirus durante la reapertura económica segura del estado.

Cabe recordar que, desde el día 1 de septiembre, se inició la difusión de información sobre las adecuaciones realizadas en los paraderos de camiones y por las noches se han realizado los trabajos de señalización e intervención de calles a fin de que el próximo domingo 13 de septiembre se ponga en marcha este plan, cuyo objetivo es generar espacios peatonales más libres para que la gente pueda mantener la distancia mínima de un metro y proteja su salud, como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El funcionario estatal reiteró que el Gobierno del Estado hace énfasis y otorga prioridad al cuidado la salud de todos los yucatecos que a diario usan el transporte público a través de estas medidas de tipo logístico, así como al interior de las unidades apoyado de los protocolos de la SSY y las recomendaciones hechas por los expertos en materia de transporte y los propios usuarios.

Estas acciones se realizan a fin de que el Centro Histórico de la capital yucateca se convierta en una zona donde se respeten las medidas de prevención y sea segura para los usuarios del transporte público, comerciantes, compradores, prestadores de servicios, transportistas y visitantes.