Diabetes, segunda causa de muerte de infectados por Covid-19 en Yucatán

Publicado mayo 19, 2021, 11:26 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

La diabetes mellitus se mantiene como la segunda causa de muerte de los pacientes de Covid-19, fenómeno que se registra tanto a nivel nacional como estatal, reveló la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY).

Actualmente, dos de cada cinco personas que han perdido la vida a consecuencia de esta letal enfermedad de rápida propagación eran diabéticos.

En los poco más de 14 meses de prevalencia de la pandemia en México, la hipertensión arterial es la principal comorbilidad o factor de riesgo, mientras que en el tercer lugar está la obesidad.

Tan sólo en Yucatán, de las cuatro mil 154 defunciones registradas hasta el momento, dos mil 145 tenía hipertensión arterial, el 51.6 por ciento, y mil 680 tenían diabetes, el 40.4 porcentual.

El covid-19 está asociado a manifestaciones neurológicas, y la hipertensión y la diabetes tipo 2, son dolencias comunes en los individuos que desarrollan estas manifestaciones.

Por lo tanto, estas personas afectadas por estas tres pandemias pueden tener un mayor riesgo de complicaciones neurológicas y por ende, es mayor el riesgo de complicación en su salud, al grado de perder la vida.

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la diabetes Mellitus es una enfermedad crónica, pero la podemos controlar con una alimentación especial, ejercicio y un tratamiento médico; este padecimiento se debe a muchos factores, tales como: la herencia, el sobrepeso, la obesidad, circunferencia de cintura mayor de 90 cm en hombres y 80 cm en mujeres, estilo de vida poco saludable y sedentario, entre otros.

Cuando la diabetes no tiene un control médico, puede ocasionar síntomas como mucha sed y hambre, diuresis aumentada (orinar en exceso), debilidad, fatiga y pérdida de peso inexplicable.

La diabetes al principio no presenta síntomas o molestias, lo que ocasiona que muchas personas que pueden tener este padecimiento no lo sepan, por ello es importante que todos, a partir de los 20 años de edad, se realicen su prueba de glucemia para medir los niveles de glucosa en la sangre y poder detectar la enfermedad en forma temprana, recibir un seguimiento médico oportuno y evitar complicaciones.

Incluso, muchas personas desconocen la importancia de la prueba de glucemia, o en ocasiones creen que únicamente deben realizársela las personas que ya tienen diabetes, que tienen síntomas o simplemente no saben dónde solicitarla o en qué momento acudir.

En los pacientes con diabetes, una de las primeras causas de amputación se debe a complicaciones en los pies, debido al descontrol glucémico, falta de higiene o cuidado.

Por ende, el IMSS otorga recomendaciones para mejorar la calidad de vida de las personas con este diagnóstico, así como evitar en lo posible este tipo de intervención quirúrgica.

El pie diabético es una afectación en las extremidades inferiores, daño a tejidos blandos y hueso, que se presenta como una complicación en la población con diagnóstico de diabetes.

Por ello, se sugiere que las personas con este padecimiento acudan a su Unidad de Medicina Familiar (UMF) del IMSS en cuanto noten alguna herida, deformidad o callosidades, ya éstas últimas hacen presión en el pie y pueden favorecen la formación de abscesos, infecciones y úlceras difíciles de cicatrizar.

La deformación de los pies (dedos en garra o juanetes) predispone al paciente para que desarrolle úlceras, que de no ser atendidas y vigiladas de manera oportuna, pueden llegar a gangrenarse hasta terminar en la amputación de la extremidad completa.

Sin embargo, el pie diabético se puede prevenir, para ello, se recomienda seguir las indicaciones médicas; tener control adecuado del azúcar, después del baño secar muy bien los pies (principalmente entre los dedos), aplicar crema humectante ya que las personas con este padecimiento pierden secreción y humectación en la piel.

Realizar mínimo una inspección diaria de los pies para cerciorarse de que no se registre alguna lesión ya que las personas con diabetes también suelen perder sensibilidad; por lo tanto, no cortar uno mismo los callos sino acudir con especialistas.

Para evitar quemaduras u otras lesiones también se sugiere que antes de meter los pies en agua se compruebe la temperatura y con ello evitar que se encuentre demasiado fría o caliente.

Se sugiere utilizar calcetas de algodón y zapato de piel sin costuras internas, con la finalidad de evitar úlceras. Una vez que la persona presente alguna herida o úlcera, debe acudir al médico y mantenerse en reposo para que la lesión sane y cicatrice correctamente, a fin de evitar complicaciones.

También se reitera que es indispensable que los pacientes con diabetes no suspendan sus tratamientos médicos y sigan todas las recomendaciones emitidas por sus especialistas.