Dan de alta a niña ‘milagro’: nació con peso de medio kilo y va a casa tras cuatro meses en el IMSS

Publicado octubre 05, 2020, 2:07 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA.- El 15 de mayo del 2020, a las 9:43 horas, el Hospital General Regional (HGR) No. 1 “Ignacio García Téllez”, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán, registró el nacimiento de una pequeña con sólo 25 semanas de gestación, una talla de 28 centímetros y peso de 520 gramos.

El doctor Luis Alberto Magaña Narváez, médico neonatólogo, explicó que Lupita fue una bebé prematura con peso extremadamente bajo al nacimiento, por lo que recibió aproximadamente por cuatro meses atención multidisciplinaria en el IMSS, donde se le suministraron ventilación mecánica y antibióticos.

De igual forma, se llevó una vigilancia estrecha de sus condiciones nutricionales, que mejoraron con la lactancia materna, y monitorización de las complicaciones.

Cabe mencionar que Lupita evolucionó favorablemente gracias al trabajo coordinado del personal médico y de enfermería, ya que se logró que la menor alcanzara un peso de dos kilogramos, durante los cuatro meses que permaneció hospitalizada, y así pudiera ser dada de alta el pasado el 22 de septiembre.

María de Lourdes Romero Magaña, mamá de Lupita, compartió su agradecimiento al IMSS en Yucatán: “Gracias a todo el personal del IMSS, nunca esperamos llegar a esta etapa de poder llevárnosla y que ya esté totalmente recuperada. Estoy feliz, porque ya nos la llevamos a casa”.

rpt

Por su parte, el señor Jorge Marcial May Iuit, papá de la pequeña, expresó: “nos han tratado muy bien, el trato ha sido excelente, en cualquiera de los turnos estaban pendientes. Como les recalco, con la atención médica esmerada de todo el personal, incluyo desde los que hacen limpieza, los enfermeros, enfermeras, doctores, personal administrativo… Gracias a todos ellos y al Señor, hoy tenemos la dicha de llevarnos a nuestra hija. ¡Muchísimas gracias!”.

Finalmente, Edna Guadalupe Quiñones Rodríguez, una de las enfermeras pediatras de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) que brindó atención a Lupita, también agregó que para ella es muy satisfactorio ver cómo evolucionan hacia la mejoría los bebés con prematurez extrema.

Parte de su labor es coordinar con el equipo de trabajo las intervenciones, para establecer horarios de manipulación para minimizar los daños en el sueño y reducir el estrés potencial causado en los prematuros, para conseguir que estos recién nacidos y guerreros logren salir adelante.

“Es una satisfacción enorme ver ahora a una familia unida, a pesar de tantos meses de estancia hospitalaria”, finalizó la enfermera.