Cumple de forma espectacular su sueño infantil de tener una Casa del Árbol

Publicado mayo 15, 2021, 7:47 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

El sueño de una niña de tener una casa del árbol se ha materializado en el centro del municipio yucateco de Yaxkukul, mediante una espectacular construcción que combina las comodidades de la vida moderna y el contacto con la naturaleza.

“Casa en el Árbol es el manifiesto de los sueños de una niña que creció trepando las ramas de los árboles en una antigua casa de mampostería tradicional yucateca, y que siempre anheló seguir haciéndolo toda su vida. Muchos años después, el contexto cambió, pero los árboles y las piedras de aquella época continúan hoy plantados como testigos de la historia, convertidos ahora en protagonistas y acompañantes de aquel sueño”, escribe sobre este proyecto Laar, el grupo de arquitectos que lo hizo posible.

Casa en el Árbol es una casa de retiro diseñada en el predio que ocupaba la antigua casa familiar, hoy en ruinas, de su propietaria.

El proyecto es concebido como un solar, una tradicional casa de pueblo yucateca, que plantea el espacio abierto como el universo de vida de sus ocupantes, llamado patio.

Consiste en un gran espacio libre donde los vestigios de la antigua casa, las sombras de los viejos árboles de ramón y los deseos de una niña organizan un dinámico programa arquitectónico, a partir de dos nuevas sombras: la de una losa de concreto flotante y la de una cubierta de huano, tipo palapa.

El concepto del proyecto radicó en trasladar los anhelos de vida de su propietaria de “habitar siempre afuera y en contacto con la naturaleza” a un proyecto arquitectónico que cumpla con las demandas de necesidades físicas de su propietaria, pero sobre todo la más importante de éstas, que es la de construir un refugio para su alma, todo esto dentro de una propuesta contemporánea de la vivienda vernácula yucateca.

El proyecto organiza en forma de solar maya el programa arquitectónico, configurando en la planta baja un “patio de juegos” que a manera de vestíbulo integra a los vestigios de la antigua casa con los espacios públicos del proyecto y se incorporan texturas, colores y materiales característicos de la región como el chukum, la piedra chapa y la paja.

De forma icónica se organizan todos los espacios privados en una volumetría pura y contundente entre las ramas de los árboles, donde la “Casa en el Árbol” da la bienvenida a los visitantes y transeúntes del exterior, describe Laar, que comparte en su cuenta fotos donde se aprecia lo espectacular de este proyecto.

Acompañan esta publicación fotos de Tamara Uribe Architectural Photography, Diego Lizama, Arch Factory y Anwar Couoh.