Chichén Itzá, la zona arqueológica más visitada de México; Dzibilchaltún cae al 11o sitio

Publicado agosto 06, 2021, 12:21 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 8 mins

Por segundo mes consecutivo, Chichén Itzá se convierte en la zona arqueológica más visitada del país, mientras que Dzibilchaltún bajó al onceavo lugar de afluencia turística, debido al cierre del sitio por parte de los ejidatarios Chablekal, comisaría de Mérida, reveló el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Asimismo, a nivel nacional se está por debajo del total de afluencia registrada en los primeros siete meses de 2020, mientras que Yucatán ya superó la cifra correspondiente, con el arribo de poco más de un millón de visitantes, de enero a julio del año en curso.

En los primeros siete meses de 2021, en Yucatán, el turismo arqueológico y museográfico se mantuvo a la alza, con el arribo de cerca de un millón de paseantes a los sitios de interés abiertos al públicos.

Incluso, tan sólo en julio se registró la afluencia más alta de los últimos 17 meses, con un aumento del 46.9 por ciento, en comparación de junio pasado.

Desafortunadamente, desde hace 16 meses permanecen cerradas 10 zonas arqueológicas de la entidad, y hasta el momento se desconoce la fecha de reapertura de estos sitios precolombinos, más ahora que en el país se registra el principio de una tercera ola de contagio de Covid-19, además que Yucatán está en semáforo naranja.

En los primeros siete meses del año, en Yucatán, poco más de un millón personas han acudido a las siete zonas arqueológicas abiertas al público y al Museo.

Incluso, julio fue el mes de más alta de afluencia durante el año en curso, y se prevé que la cifra aumente, y más con la reapertura con las demás zonas de monumentos arqueológicos.

De acuerdo con el INAH, durante los primeros siete meses del año, a los museos y zonas arqueológicas del país ingresaron tres millones 37 mil 951 personas, cifra que es 52.6 por ciento inferior con respecto al mismo período de 2020, cuando la suma fue de seis millones 411 mil 581 turistas, correspondiente al primer trimestre, ya que en marzo de ese año, cerraron los sitios ante la contingencia establecida por Covid-19.

Del total de paseantes, dos millones 621 mil 561 acudieron a las ciudades precolombinas y 416 mil 390 ingresaron a los museos.

Asimismo, del total de visitantes, un millón 961 mil 477 eran turistas nacionales, el 64.57 por ciento y un millón 76 mil 474 eran extranjeros, el 35.43 porcentual.

A consecuencia de la pandemia, en Yucatán sólo se permite el acceso a siete de 17 zonas arqueológicas abiertas al público.

A nivel nacional, a partir de junio pasado, Chichén Itzá es la zona de patrimonio arqueológico más visitadas con 804 mil 749 paseantes, el 30.7 por ciento del total, seguido de Tulum, con 578 mil 572 turistas, el 22.07 por ciento, y Teotihuacan, con 236 mil 105 personas, el 9.01 porcentual.

Tan sólo en estos tres sitios arribó el 61.78 por ciento del total del turismo arqueológico, es decir, dos de cada tres paseantes, estableció el INAH a través de su página electrónica.

Mientras que Uxmal se ubicó en el séptimo lugar nacional, con el 3.2 por ciento del total nacional; Ek’Balam está en el octavo sitio, el 1.83 por ciento; Dzibilchaltún está en el undécimo peldaño, el 1.02 por ciento, y Mayapán, en la doceava posición, con el 0.81 por ciento; Izamal, en el lugar 19, con el 0.57 por ciento, e Xkambó, con el 0.46 porcentual.

Tras la aparición del coronavirus 2 del Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS-CoV-2) causante de la enfermedad Covid-19 en la República Mexicana, se decidió cerrar las 193 zonas arqueológicas abiertas al público así como los 162 museos del país, a partir de la última semana de marzo de 2020, y de manera paulatina empezaron a abrir en septiembre del mismo año, aunque muchos sitios, la reapertura aún no llega.

Incluso, en 2020, en Yucatán nuevamente cerraron ante la presencia y efectos de los ciclones y frentes fríos que impactaron al país, pero días después se reaperturaron.

Mientras que en 2021, volvieron a cerrar, primeramente, con motivo al equinoccio de primavera y las vacaciones de Semana Santa.

Cabe destacar que del 5 al 8 de julio pasado, Uxmal cerró temporalmente al público, debido a que uno de los trabajadores resultó positivo a Covid-19, y se sanitizó el sitio.

Desafortunadamente, desde el pasado 2 de julio, ejidatarios de Chablekal, comisaría de Mérida, impiden el acceso a Dzibilchaltún, en demanda por el pago de sus tierras.

Los inconformes aún permanecen en el sitio, a pesar que el INAH ya efectuó los trámites correspondientes, para dar celeridad a la solución del problema.

En el caso específico de Yucatán, ante la contingencia por Covid-19, de enero a julio pasado, el arribo del turismo arqueológico y de museos es de un millón 11 mil 212, por lo que es 18 por ciento superior en comparación con el del mismo período de 2020, cuando fueron 857 mil 124 los turistas que arribaron a la entidad.

Del total de visitantes, un millón 23 mil 586 acudieron a las zonas de monumentos arqueológicos y 12 mil 374 personas entraron al Museo Regional de Antropología e Historia “Palacio Cantón”, el cual ocupó el octavo lugar nacional en afluencia, el 2.97 por ciento del total del país.

Asimismo, del total de paseantes, 521 mil 633 eran nacionales, el 51 por ciento, y 501 mil 953 extranjeros, el 49 porcentual.

El 79.6 por ciento del turismo arqueológico acudió a Chichén Itzá, seguido de Uxmal, con 84 mil ocho personas, el 8.3 por ciento; Ek’Balam, con 47 mil 846 paseantes, el 4.7 por ciento, y Dzibilchaltún, con 26 mil 402 turistas, el 2.6 porcentual.

Asimismo, Mayapán, con 21 mil 363 visitantes, el 2.11 por ciento; Izamal, con 14 mil 814 paseantes, el 1.46 por ciento, e Xkambó, con 12 mil 30 ingresos, el 1.19 porcentual.

Tras el cierre de los sitios a consecuencia del Covid-19, el 23 de marzo de 2020, aún no se abren al turismo 10 urbes prehispánicas y sitios de interés, específicamente, Acanceh, Aké, Chacmultún, Grutas de Balamcanché, Grutas de Loltún, Kabah, Labná, Oxkintok, Sayil e Xlapac.