Cae otro ‘trampero’ en Yucatán: tenía aves canoras en extinción y hasta un loro

Publicado junio 09, 2020, 2:24 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

TIZIMÍN.- Agentes de la SSP detuvieron anoche, en un predio del fraccionamiento Los Reyes de esta ciudad, a un sujeto que tenía en posesión diversas especies de aves protegidas y algunas en peligro de extinción.

El arresto se hizo en apoyo a un operativo que realizó la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa), ante una denuncia de fuente pública.

El detenido es Marcos P.T., de 56 años, quien tenía en posesión 17 pájaros en el patio de la vivienda.

El operativo se realizó aproximadamente a las 10 de la noche en una casa de la calle 49 entre 28-A y 28-B del fraccionamiento Los Reyes de Tizimín.

El sujeto tenía en el patio diversas jaulas que contenían 17 pájaros en cautiverio: ocho dominicos, siete mariposos, un loro verde y un chinchinbacal.

El individuo no pudo acreditar los permisos y la procedencia legal de la posesión de esta aves, las cuales quedaron bajo resguardo de la autoridad ambiental.

El sujeto fue llevado ante la Fiscalía General de la República (FGR), con sede en Valladolid.

Como hemos informado, en fechas recientes se ha procedido contra “tramperos” y “pajareros”, incluso se detuvo a tres de ellos que estaban cazando en el fraccionamiento Bosques de Cholul.

Los sujetos, que pretendieron justificar con un documento apócrifo que su actividad era legal y permitida, tenían en su poder varias aves y trampas para capturarlas.

Tras confirmar con las autoridades ambientales que carecían de permiso, fueron remitidos a la carcel, y tanto las aves como el vehículo fueron asegurados.

Antes publicamos que un “trampero” de Dzityá fue el responsable de la muerte de un tucán que se había convertido en mascota de vecinos de Francisco de Montejo, que le daban agua y comida.

El ave de hermoso plumaje y largo pico murió luego de tres días de agonía tras recibir disparos de un rifle de copitas con la intención de atraparlo, pero el tucán resultó mortalmente herido.

Su muerte causó gran indignación en la sociedad meridana. Por ahora se integra un expediente para turnar el caso a la Fiscalía General de la República.

Este lamentable hecho ha despertado la conciencia de la sociedad y ahora la gente denuncia más a los “tramperos” y traficantes de aves.