CONTENIDO PROMOCIONADO

Yucatecos se unen al challenge de los dioses, pero inspirados en la mitología maya

Publicado julio 25, 2020, 10:49 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 13 mins

MÉRIDA.- Jóvenes de Yucatán se unieron al #goddesschallenge, el reto que consiste en imitar a los dioses y diosas de la mitología griega, pero con la diferencia de que el trabajo que hicieron está inspirado en las leyendas mayas.

En el challenge participaron 14 jóvenes que se caracterizaron como personajes de la mitología maya y este fue el asombroso resultado:

XTAB por Xtina Xtabay

XTAB: Diosa del suicidio, esposa de Ah Puch. Representada con una cuerda de ahorque, de ahí su nombre que significa “la de la cuerda”. La muerte por suicidio era honorable para los mayas, como lo era la muerte de los guerreros en batalla; los hombres que morían por sacrificio a alguna deidad e incluso, las mujeres que morían en el parto. Xtab era la protectora de los suicidas, los guiaba por el camino correcto para descansar en el paraíso.

PAWAHTÚN por Russel Herera

PAWAHTÚN: Dios cargador del cosmos, encargado de sostener tanto el firmamento como la superficie de los suelos. En ocasiones se le representa como “Bacabob” un dios de cuatro entidades a la vez que sujetan cada una de las esquinas del universo.
Se dice que emergió del caparazón de un caracol. Los mayas consideraban el caparazón como símbolo de fuerza y protección, además de ser el lugar donde la luna y el sol se refugiaron en la destrucción del mundo.

YUM KAAX por Romina Rodríguez

YUM KAAX: Dios de la vegetación, vigilante de la selva, guardián de los animales. Este “señor de los bosques” controlaba el alimento sagrado de los mayas: el maíz por lo que es considerado una advocación de Ah Mun (dios del maíz).

Era el patrono de la labranza y los códices lo presentan ocupado en gran variedad de trabajos agrícolas. Tenía muchos enemigos y por su juventud necesitaba de la ayuda de otras deidades, especialmente de Chaac, el dios de la lluvia.

KINICH AHAU por Rubí Alondra Yam Salazar

KINICH AHAU: dios del Sol y patrono de la música y la poesía. Durante el día brindaba vida y luz desde el cielo, por la noche su viaje era nocturno a través del inframundo (Chac Bolay). Por esta transición se le considera el Creador del Tiempo y el Origen del Futuro.

Era importante no hacerlo enojar, podía traer enfermedades y causar sequías. Era idolatrado con sacrificios de sangre y danzas antes de empezar alguna batalla, buscando su protección, poder y principalmente la bendición de éste.

CHAC BOLAY por Joaquín Navarro Contreras

CHAC BOLAY: dios jaguar de la oscuridad, la fuerza y el poder. Los mayas creían que el dios del sol por las noches se transformaba en jaguar para poder viajar por la oscuridad hacia el inframundo.

Las manchas de pelaje en el jaguar simbolizaban el cielo en la noche con sus estrellas. Los mayas adoraban al mayor depredador de América, debido a sus habilidades para cazar, le rendían culto los guerreros, los gobernantes, los sacerdotes y reyes.

KUKULCAN por Lilibeth Rubio

KUKULCÁN: La serpiente emplumada, la creadora de tempestades. Deidad de la resurrección y los cuatro elementos. Kukulcán combina lo terrenal y celestial, está asociada con el planeta Venus.
La sombra que origina la caída del sol sobre Chichén Itzá proyecta la imagen de Kukulcán deslizándose desde lo alto de la escalera de la pirámide; su descenso del cielo a la tierra fertilizará la tierra para la próxima temporada de cosecha.

CHAAC por Angel May

CHAAC: Dios del agua, de la lluvia, el rayo y el relámpago. Es una de las deidades más veneradas y representadas. Chaac tomaba un hacha y golpeaba las nubes causando los truenos y la lluvia.
Es además conocido como el dios protector de la agricultura, por lo que los tributos y sacrificios eran fundamentales en los días de siembra. Era una deidad benévola asociada con la creación y la vida, fue además la de mayor ascendencia popular.

NAAB por Paola Uicab Martin

NAAB: Diosa serpiente de las aguadas y cenotes mayas. Representa la sabiduría y hace referencia a la vida y a la muerte, ya que esta diosa significaba principio y fin.
La importancia de esta diosa nace de las féminas y agricultores, ya que tenía el don de la fertilidad tanto en las mujeres como en las tierras y podía dar vida a todo lo que este sobre ella, por tal motivo merecía el respeto y veneración de los mayas.

YUM KIMIL por Oscar Baas Castro

YUM KIMIL: Dios de la muerte, señor del Xibalbá (inframundo). Era responsable de la muerte de los enfermos; en la mayoría de los casos estos no fallecían por la enfermedad, sino porque eran arrastrados por este dios al infierno donde los asesinaba.

Tiene por cabeza una calavera, muestra las costillas desnudas y proyecciones de la columna vertebral. Recibe nombres que señalan su naturaleza cadavérica: Ah Puch (El Descarnado), Kisin (El Flatulento) o Cimi (Muerte). Su figura está asociada con el Perro, el Pájaro Moan y la Lechuza, considerados como criaturas de mal agüero y de muerte.

BOLON DZACAB O K’AWIIL por Fabi Hernández

BOLÓN DZACAB O K’AWIIL: Dios que representa la vitalidad de las nuevas generaciones, la fertilidad de la tierra, los linajes y el poder. Se relaciona también con la sangre de los sacrificios en honor a los dioses, la cual estaba ligada con los antepasados.

BULUC CHABTAN por Joel del Rubio Carballo

BULUC CHABTÁN: Dios de la guerra, la destrucción y los sacrificios humanos, esta deidad representa el séptimo día en el calendario maya Tzolkin, el llamado el día “Malik” también se le asocia con el número once.

El dios de la guerra apuñalaba con su lanza a sus enemigos. La unión entre este dios y el dios de la muerte (Yum Kimil o Ah Puch) simbolizaba la tradición del sacrificio de los presos de guerra y la quema de casas de sus enemigos con una antorcha.

ITZAMNÁ por Joel Del Rubio Carballo

ITZAMNÁ: Dios de la Sabiduría, inventor de las ciencias y los conocimientos, hijo del dios Hunab Ku y esposo de la diosa Ixchel. Es la deidad benévola, amiga del hombre, dueño de los cielos, del día y de la noche. Inventor de la escritura, se le adjudica también la división de las tierras y los nombres de los lugares de Yucatán.

Según estudiosos por la noche se transformaba en el “Dios Jaguar” del inframundo. Su aspecto más popular es el de un anciano que podía tomar distintas formas entre ellas un ave o un cocodrilo.

IXCHEL por Michell González

IXCHEL: Diosa de la luna, la feminidad y el amor, la diosa “blanca”. Esposa de Itzamná, madre de trece dioses e igual que la luna, Ixchel poseía dos caras, una de ellas representada como una joven bondadosa con la capacidad de dar vida a los seres y a la naturaleza, regía el nacimiento de los niños y tenía la capacidad de curar; la otra una anciana que castigaba y enviaba a la tierra inundaciones y tormentas que causaban graves daños.

Chak Chel, en una de sus advocaciones fue adorada en un elevado acantilado de una isla, desde donde se podía ver un hermoso arco iris, hoy esa isla es conocida como Isla Mujeres.

IXMUKANÉ por Rosa Cruz Pech

IXMUKANÉ: la diosa dueña del maíz, madre de Hun-Hunahpú y abuela los dioses gemelos Hunahpú e Ixbalanqué.

En el Popol Vuh se cuenta que en uno de los intentos por crear al ser humano, los animales le ofrecieron a Ixmukané la mazorca de maíz, la diosa anciana lo tomó y moldeó un hombre con él. Es así como se da el comienzo de la nueva especie, del hombre con un alma buena, que provenía de una ofrenda y era capaz de amar, pero que aún tenía que buscar el conocimiento necesario para desarrollarse plenamente.

HUNAB KU por Mauricio Chipis-té

HUNAB KU: el único Dios, padre del cosmos y la deidad maya más antigua. Se le considera el corazón del universo y la fuente de energía de este. Permitió la formación de los planetas, soles, estrellas, y de todo ser vivo capaz de sentir y pensar.
Investigaciones sugieren que este dios nace del intento de los misioneros por adoctrinar a los mayas y acercarlos a la concepción cristiana de Dios.

AH MUZENKAB por Xtina Xtabay

AH MUZENKAB: Dios de las abejas y protector de la miel, es conocido igual como el dios descendente, el que va de picada y el que tiene la misión de sostener el cielo junto a sus hermanos.
La miel proveniente del cultivo de la abeja Xunan Cab era sagrada y utilizada como medicina, alimento, para la bebida ceremonial “X-tabentún” y como método de pago en el comercio de los mayas, de ahí la importancia de este dios.