Yucatán, libre del crimen organizado por su eficiente Policía, asegura experto

Publicado marzo 05, 2021, 5:19 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

El crimen organizado ya opera en el 80 por ciento del país, afirmó el presidente del Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial (GMSI), Alejandro Desfassiaux Sánchez, al establecer que afortunadamente sigue sin establecerse en Yucatán.

“Aún no ha habido un foco de atención del crimen organizado para operar en Yucatán”, además que es notable el sistema de seguridad que prevalece en la entidad, acotó al presidir la entrega de una casa en Ciudad Caucel, a uno de sus técnicos de seguridad.

Lamentó la expansión del crimen organizado, pues “actualmente opera entre el 70 y 80 por ciento del país”, principalmente en el centro y norte de la República Mexicana.

Para disminuir la grave problemática es necesario mejorar la eficiente labor que actualmente realiza la Guardia Nacional.

Actualmente, la Guardia Nacional cuenta con 90 mil elementos, mientras que hay 400 mil policías estatales y municipales, por lo que “tiene una labor complicada ante la gran diferencia”.

Desafortunadamente, “la mayoría los elementos de la policía estatal y municipal del país está coludida con el crimen organizado o no opera de manera eficiente, la situación se complica debido a que tenemos un sistema de justicia retrasado”, aseguró.

Para lograr una mayor efectividad y eficacia para el combate al crimen organizado, es necesario que la Guardia Nacional “absorba a la policía estatal y a la municipal, y se convierta en el cuerpo nacional de seguridad”, sugirió.

Además, agregó, es necesario contar con un sistema de justicia eficiente así como un sistema de policía ministerial eficiente al investigar y al hacer el proceso de detección y consignación de los presuntos responsable.

“Si no hay un verdadero protocolo de detención (de presuntos responsables) el juez los deja ir”, subrayó durante la gira de trabajo que realizó en la capital yucateca, con la entrega de una de tres casas que en este año regaló el GMSI.

Reconoció que “los propios ministeriales no tienen capacidad de trabajar, hacen un trabajo deficiente, se requiere un buen protocolo de investigación de policía nacional” para disminuir la presencia del crimen organizado.

Desfassiaux Sánchez destacó la eficiente labor de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Yucatán, y ejemplificó la reciente detención de los implicados en el crimen perpetrado en el fraccionamiento Las Américas.

“Se requiere (que la SSP tenga) una carrera de largo plazo, y no a corto plazo”, para así mantener el estatus del estado con alto grado de seguridad.

En el caso de la seguridad privada, reprobó la proliferación de “empresas patito o cucarachas”, las cuales son cerca del 90 por ciento de las establecidas en el país.

El presidente del GMSI aseveró “las empresas patito van de un estado a otros, tienen salarios de hambre y no pagan prestaciones a los trabajadores, además de que el 90 operan de manera ilegal”.

A pesar que hay leyes federales que regulan la seguridad privada, desde hace 40 años “hay un conflicto con las leyes estatales y no se complementan”.

Desafortunadamente, el primero que contrata a empresas patitos es el gobierno, por ser más baratas, en segundo lugar son las empresas que quieren economizar, pero “en vez de ahorrar están propensas a perder, ya que no tienen con un servicio profesional de seguridad privada”.

Garantizó que GMSI brinda todas las prestaciones de ley a los nueve mil empleados que tienen en todo el país, de los cuales, 250 son de Yucatán.

Incluso, a partir de 2009, anualmente regala tres casas nuevas y totalmente amuebladas a su personal, como parte del programa “MSI Contigo”, y en esta ocasión fueron en Xochitepec, Morelos; Huehuetoca, Estado de México, y en el caso de Mérida, el beneficiario fue Edwin Israel Paz Gómez, quien lleva nueve años laborando como técnico de seguridad.

Desfassiaux Sánchez, en compañía del director regional del GMSI, Antonio Hernández Gallo, entregó las llaves al beneficiario, quien dijo estar emocionado del evento y afortunadamente “mi familia ya tiene un patrimonio propio”.