Yucatán, en una ‘burbuja de calor’ por la canícula más severa de los últimos años

Publicado julio 26, 2018, 6:06 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

El sector agropecuario y el medio ambiente de la Península de Yucatán afrontarán serios problemas debido al fenómeno climático conocido como la canícula, aseveró el investigador del Instituto Tecnológico de Mérida (ITM), Eddie Ariel Salazar Gamboa.

Advirtió que de igual forma habrá un aumento considerable en problemas de salud, en especial, de enfermedades diarreicas agudas (EDAs) e incluso, personas con problemas de insolación y golpe de calor, entre otros padecimientos.

Actualmente, la Península de Yucatán está en una “burbuja de calor, con una atmósfera limpia, sin nubes”.

De acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), dependiente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la Península de Yucatán, el sur, el sureste y algunas zonas del centro de México registran una disminución de las lluvias y un incremento en las temperaturas, lo que indica el inicio de la canícula.

Dicho suceso natural se registra anualmente en algunas regiones de México, entre julio y agosto, con una duración aproximada de 40 días, en los cuales disminuye la probabilidad de lluvias y aumenta la temperatura.

La canícula se caracteriza por ser un periodo de aumento de la temperatura debido a un calentamiento excesivo del aire, cielos despejados y baja precipitación.

Pronosticar el inicio, la duración y la intensidad de este fenómeno, también conocido como sequía intraestival, de medio verano o veranillo, resulta difícil ya que depende de las condiciones atmosféricas. Incluso, en circunstancias excepcionales, puede comenzar desde junio o extenderse hasta septiembre.

Los efectos son más evidentes en los estados de Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz, Hidalgo, Tlaxcala, Puebla, Estado de México, Morelos, Colima, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán, Quintana Roo y una porción de San Luis Potosí.

Salazar Gamboa consideró al clima como un rompecabezas, el cual contiene numerosos factores que deben encajar para poder entender lo que sucede con el planeta, pero desafortunadamente “apenas ya encajamos o tres piezas, cuando mucho”.

En torno al actual acontecimiento climático, su nombre se le atribuye a la constelación Can Mayor o Canícula para los romanos, ya que anteriormente se pensaba que el calor del Sol se juntaba con Sirio, la estrella de mayor brillo, que se posicionaba del lado opuesto al astro en verano, lo cual producía aumento en la temperatura.

De acuerdo con el Monitor de Sequía en México, las lluvias de los últimos tres meses fueron por debajo de su promedio, por tal motivo, aumentó la sequía moderada (D1) en el Sur de Veracruz, Chiapas, Tabasco, y parte que Campeche.

Durante la primera quincena de este mes, en la Península de Yucatán, la sequía moderada aumentó en 10 por ciento con respecto a la segunda quincena de junio, por lo que el problema afecta al 0.1 por ciento de la superficie de la región.

Específicamente, en el caso de Campeche, la D1 afecta al 2.5 por ciento de su superficie, problemática presente en Carmen y Palizada.

Hasta el momento, afortunadamente, la sequía no afecta a Quintana Roo y Campeche, aunque con la canícula, dicha anomalía podría aparecer en los próximos días.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.