Yucatán cumple dos décadas sin afectaciones graves por ciclones

Publicado noviembre 30, 2022, 8:21 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

Al concluir oficialmente la temporada de Ciclones Tropicales 2022, especialistas sobre aspectos climatológicos manifestaron sus expectativas por cumplirse 20 años sin que la Península de Yucatán reciba afectaciones importantes de estos fenómenos.

Juan Vázquez Montalvo, responsable del Comité Institucional para la Atención de los Fenómenos Meteorológicos Extremos de la Universidad Autónoma de Yucatán, (Ciafeme-Uady) señaló que, la temporada 2022 establece un balance positivo, una temporada en la cual se crearon muchas expectativas de todo tipo ya que debido a la presencia del fenómeno de la Niña, con temperaturas inusualmente calientes del océano Atlántico Tropical y a la disminución del viento cortante, todos lo modelos matemáticos.

Sin embargo, no se cumplieron los pronósticos en el número de tormentas pronosticadas y tampoco en la intensidad de las mismas. Con ello, Yucatán cumple 20 años sin recibir afectaciones importantes de huracanes y tormentas tropicales, señaló.

Las predicciones iniciales emitidas por organismos especalizados y que dan seguimiento a estos fenómenos pronosticón una “muy activa” temporada de Ciclones Tropicales con la formación de entre 20 a 21 Ciclones Tropicales con nombre de los cuales se anticipaba la posible formación de hasta de entre 3 a 6 Huracanes intensos categoría 3,4 y 5 de la escala Saffir-Simpson.

Se esperaba asimismo que, la temporada podría ser tan activa como lo fue la temporada del año 2005 y la del año 2020 las más activas de todos los tiempos, aseguró.

Pero nada de esto se cumplió, dijo, incluso se presentó un hecho innusual como el récord de 52 días, entre los meses de julio y agosto, sin formación alguna de un ciclón, pese a que las ondas tropicales salían vigorosas desde las costas de África y se encontraban inmediatamente con aguas calientes del Atlántico Tropical.

Un dato significativo, explicó es que, las aguas del Atlántico subtropical reportaron temperaturas inferiores a lo normal durante casi toda la temporada, lo que influyó para que no se desarrollaran, ya que, inyectaban a la zona aire seco que ‘les robaba’ la humedad a lo que pudiera formarse y las ondas tropicales vigorosas que salían de África al Atlántico.

Vázquez Montalvo enfatizó que, los fenómenos Fiona que, fue el más intenso en la zona , que afecto a la isla de Puerto Rico entre el 18 y 19 de septiembre provoco las peores lluvias de su historia para esa isla del Caribe.

El huracán Ian de categoría 4 de la escala Saffir-Simpson afectó severamente a la península de la Florida, E.U., causando muerte y destrucción jamás vista para la zona oeste y centro de Florida, E.U., del 27 al 29 de septiembre siendo el peor huracán para el oeste de la península de Florida desde 1968 y uno de los peores huracanes de Florida de los últimos 50 años.

A su vez, el huracán Lisa de categoría 1 de la escala Saffir-Simpson que se formó el 2 de noviembre, fue el único que inquieto al sur de la península de Yucatán, afecto a Belice causándoles daños y muerte aunque no en gran magnitud pero si los daños fueron fuertes para ese país uno de los más pobres del continente americano.

Finalmente el ciclón Nicole de categoría 1 azotó nuevamente a la Florida, el 10 de noviembre causándole destrucción sobre todo de su costa por las marejadas que provoco y causo también algunas muertes.

En la valoración se anota que se presentaron 6 tormentas tropicales formados: Alex y Bonnie en el mes de junio, Colin en julio, Gastón y Hermanie en el mes de septiembre, y Karl en octubre.

Los seis fenómenos moderados categoría 1 y 2 de la escala Saffir-Simpson, Danielle categoria 1, y Earl alcanzó categoría 2. En septiembre, se formó Julia y en octubre. Además, se formaron la depresión tropical no. 11 en el mes de septiembre y la depresión tropical no. 12 en el mes de octubre sin llegar a desarrollar a Tormentas Tropicales.

Se establece que, el último fenómeno de gran impacto que ha resentido Yucatán fue Isidore, en septiembre de 2002.