Vocación de educadora y gusto por los deportes, una combinación ganadora

Publicado marzo 08, 2021, 11:17 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

“Tú puedes ser lo que quieras ser” es una frase comercial ligada a la venta de la muñeca más famosa del mundo. Pero parte de una premisa totalmente cierta: las mujeres pueden y son capaces de hacer lo que ellas deseen. 

Y dividir su tiempo es una cualidad que aprovechan bien. Por ello, en el Día Internacional de la Mujer, les presentamos dos historias de yucatecas que les encanta practicar un deporte a la par del resto de sus actividades diarias. 

Una de ellas es Joana Azcorra Rodríguez. Ella es una persona muy activa y desde pequeña no dudaba en participar en cualquier cascarita de lo que fuese, futbol, basquetbol, vólibol, etc. 

Y eso lo supo combinar con su vocación: “Siempre quise ser maestra y me encantan los deportes”. Por lo que eligió la licenciatura en educación física. 

Esa decisión le trajo un nuevo reto por delante: trabajar a la par de estudiar, durante su último año universitario. 

La recompensa valió la pena, pues recién graduada se hizo de una vacante en su rubro en el Centro de Atención Múltiple (CAM) de Peto y poco después obtuvo su base. 

Ahora compagina sus dos trabajos, ambos muy exigentes. Por un lado, pasa muchas horas a bajas temperaturas, acomodando producto y moviéndolo en tarimas. Por el otro, en el CAM ayuda a los niños en su desarrollo.  “Con los chiquitos trabajamos motricidad fina y con los más grandes la motricidad gruesa y les enseñamos una iniciación deportiva”, explicó. 

Lograrlo fue un reto más. “En el CAM tengo 12 horas a la semana, así que tenía que cubrirlas en los dos días que tenía de descanso (de su otro empleo)”, indicó. 

Y si para llegar a tiempo a uno de sus trabajos había que aprender a manejar motocicleta… ¡adelante! 

Ahora con la pandemia, debe grabar videos con rutinas para sus alumnos. Son siete grupos a los que imparte clases. 

Por si eso no resultase exigente, “Joy” saca tiempo para practicar un deporte. “Ahora estoy jugando fútbol”.  

Sobre el Día de la Mujer, recordó que el año pasado su empresa, conocida tienda de autoservicio en la zona industrial, las apoyó en el paro nacional otorgándoles jornada de descanso.  

“Te felicitan, tienen un detalle y un reconocimiento”, dijo. “Es una forma de demostrar que valoran tu trabajo”, agregó. 

Cada caso es diferente, pero todas las mujeres tienen en común la fortaleza para afrontar obstáculos y superarlos.- Daniel Armado Pérez Cachón