Viuda de ingeniero de la Sidra Pino pide a AMLO que le hagan justicia

Publicado marzo 06, 2021, 3:45 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 8 mins

“Quiero que se haga justicia a mi difunto esposo que desde 1975 estuvo trabajando en la embotelladora Sidra Pino, esta empresa se declaró en quiebra y el dueño durante seis años no pagó el seguro de mi fallecido esposo José Luis Albornoz Lavadores”, fue la petición que hizo la señora María del Socorro Góngora Albornoz al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Durante la visita que hizo el mandatario a Maxcanú, para supervisar el avance las obras del Tren Maya, la viuda del guardián de las fórmulas de Sidra Negra y Soldado de Chocolate le entregó una carta con su petición de justicia laboral.

“Cuando empezó a tramitar su jubilación tuvo que buscar otro empleo para cumplir con los años no pagados”, recordó en la misiva entrega a López Obrador. “Para su liquidación el dueño le empezó a dar largas, mi esposo acudió al licenciado Luis Briceño Sosa, el cual me comenta que el jurídico del ex dueño de la Sidra Pino Víctor Erosa, recién detenido, le dio largas porque hay mucho dinero de por medio, producto de la corrupción de la época neoliberal”.

“Víctor Erosa prefirió el contubernio y corrupción con los gobiernos neoliberales que hacerle justicia al pueblo y a los trabajadores. Mientras ellos se enriquecían de manera ilícita mi esposo peleó por una liquidación justa”, le expone al presidente en la carta.

“Infortunadamente la corrupción fue mayor que su vida y murió sin tener justicia, yo María del Socorro Góngora su viuda continuo con la exigencia de justicia en su liquidación, pero hasta la fecha no se ha hecho justicia”, lamenta la solicitante.

“Continúo con la demanda pero el licenciado comentá que no ha podido gestionar nada, por la corrupción municipal y estatal, espero que con su ayuda llegue la justicia al estado de Yucatán, y que con la detención de Víctor Erosa se haga justicia a los trabajadores, al pueblo y no solo a la cúpula de poder yucateca”, concluye la viuda.

Como hemos publicado, trabajadores de la Sidra Pino acusan a Víctor Erosa, detenido el pasado martes, de no pagarles las liquidaciones que les correspondían.

Entre ellos se encuentra el fallecido ingeniero Albornoz Lavadores, quien durante casi 40 años fue jefe de Producción y Control de Calidad de Sidra Pino.

Durante esas cuatro décadas el ingeniero fue el empleado más fiel, a tal grado que se llevó a la tumba el secreto mejor guardado de la empresa: la fórmula de la Sidra Negra y del Soldado de Chocolate.

Víctor Erosa es señalado de llevar a la quiebra a la empresa y a la hora de liquidar al ingeniero Albornoz Lavadores, le ofrecieron solo 100 mil pesos, que él rechazó porque según sus cálculos, por los años que estuvo en la empresa, le correspondían 850 mil pesos.

Sin embargo, el ingeniero José Luis falleció sin lograr que le hicieran ese acto de justicia, y hasta hoy el litigio sigue a marcha muy lenta.

Durante la visita que hizo el mandatario a Maxcanú, para supervisar el avance las obras del Tren Maya, la viuda del guardián de las fórmulas de Sidra Negra y Soldado de Chocolate le entregó una carta con su petición de justicia laboral.

“Cuando empezó a tramitar su jubilación tuvo que buscar otro empleo para cumplir con los años no pagados”, recordó en la misiva entrega a López Obrador. “Para su liquidación el dueño le empezó a dar largas, mi esposo acudió al licenciado Luis Briceño Sosa, el cual me comenta que el jurídico del ex dueño de la Sidra Pino Víctor Erosa, recién detenido, le dio largas porque hay mucho dinero de por medio, producto de la corrupción de la época neoliberal”.

“Víctor Erosa prefirió el contubernio y corrupción con los gobiernos neoliberales que hacerle justicia al pueblo y a los trabajadores. Mientras ellos se enriquecían de manera ilícita mi esposo peleó por una liquidación justa”, le expone al presidente en la carta.

“Infortunadamente la corrupción fue mayor que su vida y murió sin tener justicia, yo María del Socorro Góngora su viuda continuo con la exigencia de justicia en su liquidación, pero hasta la fecha no se ha hecho justicia”, lamenta la solicitante.

“Continúo con la demanda pero el licenciado comentá que no ha podido gestionar nada, por la corrupción municipal y estatal, espero que con su ayuda llegue la justicia al estado de Yucatán, y que con la detención de Víctor Erosa se haga justicia a los trabajadores, al pueblo y no solo a la cúpula de poder yucateca”, concluye la viuda.

Como hemos publicado, trabajadores de la Sidra Pino acusan a Víctor Erosa, detenido el pasado martes, de no pagarles las liquidaciones que les correspondían.

Entre ellos se encuentra el fallecido ingeniero Albornoz Lavadores, quien durante casi 40 años fue jefe de Producción y Control de Calidad de Sidra Pino.

Durante esas cuatro décadas el ingeniero fue el empleado más fiel, a tal grado que se llevó a la tumba el secreto mejor guardado de la empresa: la fórmula de la Sidra Negra y del Soldado de Chocolate.

Víctor Erosa es señalado de llevar a la quiebra a la empresa y a la hora de liquidar al ingeniero Albornoz Lavadores, le ofrecieron solo 100 mil pesos, que él rechazó porque según sus cálculos, por los años que estuvo en la empresa, le correspondían 850 mil pesos.

Sin embargo, el ingeniero José Luis falleció sin lograr que le hicieran ese acto de justicia, y hasta hoy el litigio sigue a marcha muy lenta.