Vía crucis de un abuelito de 87 años desamparado en el sur de Mérida

Publicado abril 03, 2021, 11:08 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Un hombre de la tercera edad fue hallado anoche deambulando en su silla de ruedas en calles de la colonia Guadalupana, en el sur de Mérida.

Vecinos reportaron que el adulto mayor fue expulsado de la casa hogar Cristo Resucitado que administran una religiosas.

El abuelito fue identificado como Crescencio Edmundo Sosa Hidalgo, de 87 años, quien dijo que fue sacado del mencionado albergue y no tiene a dónde ir, por lo que algunos vecinos le ofrecieron agua y comida.

Sin embargo, se consultó a la encargada de la casa hogar, quien negó que lo hayan expulsado, y explicó que el abuelito llegó hace dos años para recuperarse de un accidente.

De acuerdo con las normas del albergue, una vez recuperado el señor Sosa Hidalgo debió abandonar la casa hogar. Sin embargo, se le permitió continuar y así pasaron dos años.

La encargada mencionó que lo sorprendieron presuntamente acosando a una menor de edad. También dijo que es impertinente, discute con las personas del lugar, con los enfermeros y los encargados.

Por tal comportamiento, le llamaron la atención, lo cual le molestó y se retiró por sus propios medios diciendo que ya no quería estar en el albergue.

Entrevistado al respecto, el adulto mayor dijo que él tenía “otros datos”, y según dijo, ayer las religiosas del albergue querían obligarlo a firmar un documento para que se retire de la casa hogar, pero él se negó.

Presuntamente en respuesta le dijeron que si no lo hacía lo iban a acusar de manosear a una menor de edad. Molesto se salió del albergue y se dedicó a deambular por las calles de la Guadalupana en su silla de ruedas.

Fue cuando lo vieron los vecinos y la encargada de un comedor comunitario, denominado Manos Unidas por el Sur de Mérida (Musum) le ofreció alojamiento y comida mientras por medio de la asociación le encuentran otra casa hogar.

También intervino la Unidad Especializada para la Prevención de la Violencia Familiar y de Género (Uniprev), que ofreció darle seguimiento al caso de don Edmundo Sosa, quien será atendido por los vecinos mientras se da parte a las instancias que pueden apoyarlo.

Lamentablemente por los días de asueto de la Semana Santa dichas instancias están cerradas, pero a partir de lunes tratarán de acelerar la atención para solucionar el caso del abuelito de 87 años.