Unos por necesidad, otros por diversión, pero durante Cristóbal hubo alta movilidad

Publicado junio 19, 2020, 5:23 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA.- Esta semana la Secretaría de Salud de Yucatán ha estado alertando de un posible repunte de casos de Covid-19 en zonas afextadas por la tormenta tropical Cristóbal, debido a la intensa movilidad que provocó la contingencia ciclónica.

Los días que afectó el mal tiempo, como se sabe, abarcaron del domingo 31 de mayo al sábado 6 de junio, pero sus efectos se extendieron más allá con personas en albergues temporales, además de inundaciones y otras afectaciones que propiciaron aglomeración de personas.

Durante los días críticos se presentaron rescates de personas atrapadas en poblados inundados o en zonas inaccesibles por los caminos destrozados por deslaves.

En los días posteriores hubo recorridos para evaluar daños y llevar ayuda a las personas necesitadas.

Sin embargo, no solo en las zonas severamente afectadas por la tormenta huybo aumento de movilidad: también en zonas urbanas como Mérida hubo más gente saliendo a las calles a bogar agua por gusto o para divertirse paseando en kayacs o en infables en las inundadas calles.

En colonias populares hubo personas que por necesidad tuvieron contacto con sus vecinos o con rescatistas ante el aumento de nivel de agua en su calles y viviendas.

Toda esta movilidad se está reflejando ahora con alto número de contagios y de fallecidos a causa de la pandemia de Covid-19, que no se replegó durante la tormenta sino que durante esos días los yucatecos tuvieron que enfrentarse a dos contingencias al mismo tiempo: una ciclónica y otra sanitaria con la que ya llevan luchando más de tres meses.

Los indicadores del semáforo sanitario dado a conocer ayer también empiezan a enviar señales de alerta.

Si bien se mantiene en naranja, hay indicadores como el número de contagios y el aumento en el ingreso hospitalario de pacientes, que comienzan a subir peligrosamente. Incluso el secretario de Salud, Mauricio Sauri Vivas, advirtió que podría regresarse al semáforo rojo.

Como se sabe, el estatus de color naranja del semáforo sanitario permitió la reapertura de negocios no esenciales correspondiente a la Ola 1, entre ellos comercios y restaurantes.