Universidad privada niega cobros abusivos a sus estudiantes

Publicado septiembre 09, 2020, 8:33 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

MÉRIDA.- El Centro Universitario Felipe Carrillo Puerto negó que haga cobros abusivos a sus alumnos, como manifestaron los estudiantes en diversas denuncias ciudadanas que hicieron llegar a la redacción de Yucatán Ahora.

En un escrito en el que ejerce su derecho de réplica, Andrés Bazán Aguilar, representante legal de “Profesionistas Yucatecos Felipe Carrillo Puerto”, A.C., asociación civil que auspicia al mencionado colegio, aseguró que no se cobra ninguna cantidad por concepto de mantenimiento de aulas en ninguno de sus grados escolares, con excepción de la Licenciatura en Gastronomía en la cual cobran una cuota de 750 pesos y que solo se hace cuando se empiece a hacer uso de las cocinas, y que a la presente fecha está con un descuento del 50%.

En nuestra edición del pasado 18 de agosto, publicamos una nota con base en las mencionadas quejas de los estudiantes, en la que manifestaron que consideran como un abuso el cobro que la escuela les quiere hacer, ya que además de pagar 500 pesos por usar la plataforma digital, deberán pagar 700 pesos por el mantenimiento de las aulas.

Los estudiantes externaron su inconformidad con la institución educativa, ya que las clases no serán presenciales durante este semestre, lo que significará un ahorro en cuanto al mantenimiento de las aulas.

Adicionalmente, expusieron, el plantel incluso cobrando la cuota completa, “nos aumentan el uso de plataforma digital, lo cual no nos parece justo, contemplando que no nos están haciendo ningún descuento en otros conceptos en los que ellos ahorrarían gastos”.

Al respecto, el licenciado Bazán Aguilar expone:

-Mi representada es una institución educativa de carácter privado cuyas aportaciones económicas son obtenidas únicamente a través de los usuarios de sus servicios, por lo que no obtiene recurso alguno por parte de partida gubernamental alguna, lo que, de acuerdo a la normatividad civil y administrativa aplicable, goza de plena libertad para establecer los términos y condiciones sobre los cuales ofrece los servicios particulares educativos al público en general.

Para el curso escolar que empezará, se ha añadido un cobro por la cantidad de 500 pesos anuales en concepto de uso de plataforma digital, siendo que nuestra institución no ofrecía dicho servicio anteriormente y fue a raíz de la presente pandemia y de la necesidad evolucionar y generar cumplimiento en los acuerdos contractuales con nuestro alumnado, que nos vimos en la necesidad de actualizarnos y contratar servicios de terceros para poder continuar proporcionando servicios educativos de la mano con las necesidades a cubrir de nuestro alumnado. Dicho cobro, en aras de mantener informada a nuestra población estudiantil y prospectos, así como para mantener la transparencia, se hizo de su conocimiento en nuestra Hoja de Costos Escolares.

Ahora bien, referente a la impartición de clases presenciales, es de conocimiento público que las autoridades de gobierno con el objetivo de mitigar la propagación de la enfermedad COVID-19, ordenaron la suspensión de clases y ordenaron el acatamiento de medidas creativas para continuar impartiendo los servicios educativos contratados por la población estudiantil mexicana, de ahí que a fin de dar debido cumplimiento a dichas disposiciones, hemos actualizado nuestros servicios a la modalidad mencionada.

Consideramos inadecuado calificar que nuestra institución actúa de manera abusiva hacia su alumnado y se indique que no se ha descuento alguno en otros conceptos pues, desde que inicio la contingencia y resguardo por la pandemia por COVID-19, esta institución eximió a todos los alumnos que tenían colegiaturas atrasadas del pago de cualquier tipo de recargo, incluso aquellos que fueron anteriores al mes de marzo (momento en el que se ordenó la suspensión de clases presenciales) e incluso otorgó descuentos especiales a todos los alumnos a fin de poder apoyar a su economía.

Cabe aclarar que nuestra institución, siguiendo su filosofía social-humanista desde hace casi 50 años, ha sostenido costos escolares competitivos en comparación con otros Colegios, sosteniendo colegiaturas menores a mil pesos mensuales y, como es bien sabido por todo el alumnado, hemos apoyado a cada alumno que lo solicita mediante prorrogas, acuerdos de pago, exenciones de costos, otorgamientos de becas fuera de las del gobierno.

A la presente fecha, continuamos con una deuda importante que ha impactado negativamente en las finanzas de la institución, pues es amplio el número de clientes que han elegido dejar de pagar incluso con deuda que abarca el año pasado.

Nuestra institución educativa es sensible con la comunidad estudiantil, ya que los estudiantes cuentan con varios mecanismos de comunicarse con la Institución, a fin de resolver cualquier inconveniente que tengan.