Una historia de resiliencia y pandemia… escrita desde el corazón de Mérida

Publicado marzo 21, 2021, 2:25 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

Por: Daniela Montalvo

El mundo entero ha cambiado, de un día para otro, sin previo aviso y arrebatándonos la vida tal y como la conocíamos.

Todos tenemos opciones, todos tenemos la posibilidad de elegir el camino que habremos de seguir en la vida, hoy les quiero contar el caso de una de las personas más fuertes que he conocido, una luchadora incansable, una mujer trabajadora y dedicada.

Oriunda de Mérida, Yucatán, ha dedicado su vida al estudio de la psicología, especializándose en neuropsicología infantil.

Yarenis supo construir con mucho esfuerzo una clínica neuropsicológica en el centro de Mérida, contando con el apoyo de las mamás de sus primeros pacientes, quienes la ayudaron pagándole el alquiler de la clínica y recomendando su trabajo con otras madres.

Desafortunadamente con la cuarentena vio caer la clínica que con tanto esfuerzo pudo levantar, sin clientes y, por ende, sin ingresos no tuvo otra opción y despidió a su personal, tuvo que dejar sin atención a niños especiales y por supuesto dejar de ejercer la profesión que tanto ama.

En este panorama, Yare tenía dos opciones: rendirse o sacar la garra y seguir luchando por sus sueños, afortunadamente eligió el segundo camino.

Y es aquí, cuando se hace presente en la resiliencia, sacando valor desde el fondo de su corazón, Yare no renuncia a su sueño de tener una clínica neuropsicológica, únicamente lo transformó y supo aprovechar el momento a su favor.

De tener una clínica en el centro de la ciudad, paso a tener una clínica Online, y aprovechando la era de las redes sociales se ha convertido en una famosa tik toker, cosa que le ha valido proyección internacional, consultas internacionales, la atención de profesionales más allá de las fronteras.

Es cierto, su clínica cerró sus puertas, con lágrimas y el corazón destrozado, Yare le tuvo que entregar el edificio en donde estaba instalada, pero ahora gracias a su gran capacidad de concentración, de entereza, sigue haciendo lo que más ama, atender a niños especiales, de una forma profesional y de la mano de la neuropsicología.

Entre las historias que nos cuenta Yare, recuerda con cariño a uno de sus primeros pacientes, con quien sigue teniendo contacto y ya se ha convertido en arquitecto, gracias en gran medida al tratamiento recibido para su TDAH.

Y comprometida con su profesión, el próximo 2 de abril con motivo del Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, Yare ha convocado a miembros de la comunidad académica y científica para realizar un campaña al respecto.

Pero bueno, la historia aún no concluye, pues Yare y su clínica tiene grandes retos enfrente, uno de ello es el idioma, pues si las fronteras se superan a través de las redes sociales; hoy esta estudiando inglés para ofrecer sus terapias a más niñas y niños.

Soñar – Hacer – Crecer – Resistir – Adaptarte y continuar…..

Y como recuerda Yare: Nadie es tan pequeño para crear un impacto y hacer la diferencia.

Un país tan diverso y multicultural como México, para una vida resulta sin fin.

Visítanos en México Sin Fin en Facebook: https://www.facebook.com/mexxicosinfin
WhatsApp: 8111706390