Tuvo nueve hijos, pero murió en las calles porque ninguno velaba por él

Publicado abril 12, 2020, 8:05 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 2 mins

MÉRIDA, 12 de abril de 2020.- Un hombre de la tercera que pedía limosna en la Calle Ancha del Bazar (a espaldas de los kioscos de piñatas) falleció la tarde de este domingo, sin que hasta ahora se hayan precisado las causas de su muerte.

El indigente pereció sentado en la silla de ruedas que utilizaba para movilizarse.

Estaba sin camisa y al principio los transeúntes pensaban que estaba durmiendo.

Luego de varias horas de verlo inmóvil, alguien se acercó y se percató que no tenía signos vitales, y se avisó a la Policía Municipal de Mérida (PMM).

Al lugar llegaron paramédicos de la corporación que constaron el fallecimiento.

Hace una semana nuestro reportero gráfico Razziel Pat tomó varias fotografías de personas que permanecían en las calles del centro de Mérida, pese a la emergencia del Covid-19.

Una de las fotos fue precisamente la de este señor que pedía limosna en su silla de ruedas. En esa zona lo conocían como “Tizimín”, al parecer porque era originario de esa ciudad del oriente de Yucatán.}

Más tarde se informó que se llamaba José Manuel Calderón, de 65 años.

Lectores que vieron la imagen se comunicaron a la redacción de Yucatán Ahora para informar que el indigente tenía nueve hijos y a todos les dio carrera profesional y modo de vivir holgadamente, pero ninguno de ellos se hacía cargo.

Se dio parte a unos familiares que dijeron que levantarían una denuncia ante el DIF Yucatán para que se proteja al indigente, y se proceda penalmente contra los hijos.

Lamentablemente la muerte se le anticipó a este proceso.

De acuerdo con la denuncia ciudadana, en ocasiones anteriores se había conseguido que alguno de los hijos se hiciera cargo del abuelito, pero al poco tiempo volvía a las calles porque era víctima de maltratos por parte de su familia.