Triste jornada dominical para una familia del sur de Yucatán

Publicado octubre 12, 2020, 11:58 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 9 secs

MÉRIDA.- Una desagradable sorpresa se llevó una vecina de Akil que fue ayer a despertar a su hijo, pues lo encontró ahorcado.

La última vez que lo vio con vida fue una noche antes, cuando E.I.C., de 32 años y con problemas de adicciones a las drogas, dijo que se iba a dormir.

Ayer por la mañana la madre no le dio importancia que su hijo no se levantara por la mañana, pues los domingos acostumbraba levantarse tarde.

Al ver que ya esta próximo el mediodía y el hombra no salía, fue a despertarlo y lo encontró ahorcado.

No lo descolgó porque se dio cuenta que ya estaba muerto. Llamó a la policía municipal y al lugar, ubicado en la calle 30 entre 19 y 21, acudieron agentes que corroboraron el fallecimiento.