Tras lluvia y frío, ahora sigue un periodo de mucho calor en Yucatán

Publicado febrero 23, 2021, 2:24 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Para esta última semana de febrero, un frente frío débil favorecerá algunas lluvias de manera dispersa a los estados de la Península de Yucatán, pero desde este miércoles se establecerá sobre la región una circulación anticiclónica, condición que dará origen a tiempo más estable e incremento de las temperaturas. Dicho anticiclón también propiciará un bloqueo a la llegada de frentes fríos a nuestra zona.

En consecuencia, la columna de mercurio estará alcanzando valores máximos de entre 30°C y 35°C desde media semana en los estados de Yucatán y Campeche, con sensaciones térmicas cercanas a los 40°C. Mientras tanto en Quintana Roo, el termómetro estará marcando entre 25°C y 30°C.

No obstante, al final de la tarde podrían presentarse brisas del noroeste que refresquen el ambiente. De igual modo, la subsidencia que aportará este anticiclón disminuirá la formación de nubes, permitiendo mayores periodos de luz solar. Prácticamente el potencial de lluvias será muy bajo desde media semana.

Aunque la tendencia es que aumenten las temperaturas, se pronostica que las noches y mañanas sean un tanto frescas por efectos del enfriamiento radiativo que se dará por los cielos mayormente despejados por la noche, esperándose valores mínimos de temperatura al amanecer de entre 15°C y 20°C . También podrían formarse nieblas al amanecer en algunas zonas.

Dominio anticiclónico en la península

Es probable que este dominio anticiclónico prevalezca hasta principios del mes de marzo, por lo tanto las temperaturas seguirán incrementándose desde este mes entrante a valores de entre 35°C y 40°C. De la misma forma, se incrementarán los gradientes de presión en la zona, trayendo consigo eventos de “surada” con mayor frecuencia.

Es importante recalcar que estos periodos anticiclónicos son algo muy normal en esta época del año en la zona sureste de México, incrementando su intensidad en la estación de primavera, y es en ese momento cuando favorecen ondas cálidas prolongadas y con calor extremo de más de 40°C, particularmente en abril y mayo. Desde el mes de Marzo incrementan su presencia en la zona de la Península de Yucatán.

Los anticiclones presentan una circulación de vientos a favor de las manecillas del reloj, además de que el aire desciende en su interior en un proceso llamado subsidencia. El aire al descender se calienta por compresión, secando el aire y propiciando inversiones termicas. En consecuencia, la formación de nubes y precipitación disminuye.

Met. Juan Antonio Palma Solís
Coordinador de Meteored.mx