CONTENIDO PROMOCIONADO

Traficante de aves presume que lo liberó el Ministerio Público de la Federación

Publicado julio 14, 2020, 11:25 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA.- Pese a que fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la República, tres traficantes de aves detenidos el domingo en poder de 14 dominicos ya están libres, y hasta se jactan de que la autoridad ministerial de la Federación no los procesó.

Incluso se burlan diciendo que hay incapacidad para acreditar la legalidad de los documentos que les impedirían salir de prisión.

“Mañana vamos a ir para pelear unas disculpas públicas”, se mofa Álvaro G.C.H., de 33 años y con domicilio en el fraccionamiento Los Héroes, quien fue detenido junto con su hermano Jesús D.C.H., de 27 y con domicilio en Kanasín, y Noé E.P.K., de 28 años, con domicilio en Komchén.

Los tres fueron puestos a disposición de la FGR por tener en su poder seis jaulas con 14 dominicos, tres de los cuales ya estaban muertos. Capturaron las aves en las afueras de Maxcanú.

Fueron detenidos por agentes de la SSP cuando circulaban en un vehículo con polarizado más oscuro que el permitido. Tras una revisión se detectó que en la cajuela tenían las jaulas y los dominicos, tres de los cuales habían muerto por el calor.

Una vez libre, Álvaro anunció en un grupo de pajareros que ya estaba libre:

“Ya regresé, soy al que agarraron ayer, voy a vender mis aves, por si les interesa”.

En otros mensajes menciona: “Cualquier duda que tengan compañeros, pregunten. La verdad es que no hay delito, nos dijeron, y no están en peligro esas aves”.

Agrega: “Nos dijeron en la Fiscalía que los policías son unos incompetentes y no llega su capacidad para poder acreditar la legalidad de los documentos”.

Ya encarrerado presume: “En pocas palabras nos dijeron que son unos pendejos… mañana vamos a ir a pelear unas disculpas públicas”.

No es la primera vez que el Ministerio Público de la Federación libera a traficantes de aves. Esto ocurrió con un acoplador de loros de Tizimín, pues duró más tiempo el operativo para detenerlo que el tiempo que estuvo detenido, pues casi enseguida lo liberó la FGR en Valladolid.

Una vez fuera, también presumió que ya estaba libre, aunque les advirtió a sus compañeros en un grupo de Whatsapp que se deshicieran de sus aves canoras o que estén en peligro de extinción.