Trabajadores del Poder Judicial piden un consejero de la Judicatura eficiente y ajeno a intereses políticos

Publicado julio 19, 2021, 9:35 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 9 mins

Integrantes del Sindicato Único de Trabajadores Profesionistas Administrativos y Manuales del Poder Judicial del Estado de Yucatán (Sutpampjy) hicieron un llamado al Congreso del Estado ante el próximo relevo del titular del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado.

En un escrito dirigido a los diputados locales, el sindicato externa su inconformidad por el pésimo desempeño que ha tenido en sus ocho años de labor el actual consejero de la Judicatura, Luis Jorge Parra Arceo, nombrado por el Congreso, pero también hace de manifiesto su preocupación porque ahora esa posición podría utilizarse con fines políticos ajenos a la justicia.

El sábado publicamos que el Congreso del Estado quiere “premiar” a su secretario general, Martín Chuc Pereira, con un lugar en el Consejo de la Judicatura del Estado de Yucatán.

El Consejo de la Judicatura es un órgano del Poder Judicial, que entre otras tiene la función de acordar la imposición de sanciones de los servidores públicos sometidos a un procedimiento de responsabilidad administrativa, cuando así proceda y de conformidad con la Ley de Responsabilidades.

A continuación, el escrito que el Sutpampjy:

Por este medio, los trabajadores judiciales afiliados al SUTPAMPJY nos dirigimos a los diputados integrantes de la LXII Legislatura del H. Congreso del Estado de Yucatán y a todos los ciudadanos yucatecos, para dar a conocer nuestra postura sobre decisiones que se deberán tomar en los próximos días, con relación al Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado.

Como es de conocimiento general, el próximo 31 de julio del presente año, vence el segundo periodo de cuatro años del Consejero de la Judicatura nombrado por el H. Congreso del Estado, cuyo desempeño en el encargo fue calificado por más de 400 trabajadores judiciales como pésimo, tal y como dimos a conocer en días pasados, mediante la publicación de los resultados de la evaluación del desempeño realizada por los trabajadores judiciales en el mes de junio del presente año.

Ante esta situación, coincidiendo con el sentir de los trabajadores judiciales, que después de 8 años de labor en el Consejo de la Judicatura, el consejero nombrado por el Congreso Local, Parra Arceo, ha dejado muchos temas pendientes, como son la instalación de la Comisión Mixta de Seguridad e Higiene en el Trabajo, que derivada de la pandemia de COVID-19 que actualmente vivimos, debió ser de suma prioridad su instalación, asimismo, la falta de aprobación en 8 años de los manuales de organización y de funciones de las áreas jurisdiccionales del Poder Judicial, así como otros temas que hemos dado a conocer en su oportunidad.

En este contexto, hacemos un llamado a los diputados locales, para analizar a consciencia las necesidades del Poder Judicial y buscar el profesionalismo y la excelencia en la impartición de justicia, por lo que al momento de examinar el nombramiento o ratificación del Consejero nombrado por el Poder Legislativo, los exhortamos a que busquen a una persona que en primer lugar, se comprometa con la impartición de la justicia en Yucatán y que su tarea primordial sea la actualización de este Poder del Estado, así como establecer mediante el dialogo social, acciones encaminadas a mejorar la impartición de justicia y adaptarla a los medios y avances tecnológicos de la actualidad, para hacer que este servicio público esencial sea eficiente, pronto y acorde a las necesidades de los justiciables yucatecos; asimismo, que busque implementar acciones para cuidar la salud y seguridad de los empleados del Poder Judicial e implementar, mediante la negociación colectiva, acciones que propicien el respeto de los derechos laborales de los servidores públicos judiciales, principalmente en la erradicación de la precarización del trabajo, la eliminación de las largas jornadas laborales, en algunos casos de más de 12 horas continuas, sin descansos los fines de semana, el mejoramiento de los salarios, ya que este año no se he tenido aumento al salario y el año pasado se disminuyó en un 50% el bono de fin de año, una retribución adecuada al puesto y las funciones que realizamos y primordialmente que busque un equilibrio entre el trabajo y la vida familiar de los que laboramos para el Poder Judicial.

Asimismo, manifestamos nuestra preocupación ante diversas publicaciones en los medios de comunicación que señalan la intención de algunos de utilizar esta oportunidad de cambio dentro del Poder Judicial, con fines políticos ajenos a la justicia, lo cual nos parece inadmisible y contrario a lo establecido en la Constitución de Yucatán, queremos recordarles el alto compromiso que como servidores públicos adquirieron el día que protestaron al desempeñar el cargo, que su actuar sería con apego a las leyes y su deber de ser garantes del estado de derecho en Yucatán.

En este contexto, hacemos un llamado a los diputados locales, para que busquen una persona que además de los requisitos legales, cumpla con la condición de conocer las necesidades del Poder Judicial, que tenga experiencia en el servicio público judicial, para que el Consejo de la Judicatura esté integrado por personal perteneciente a la Carrera Judicial, ya que eso garantiza el óptimo desempeño de sus funciones, pues no se podrían tomar decisiones de inspección, vigilancia y administración de algo que se desconoce, por lo que la mejor persona para ocupar el cargo de Consejero de la Judicatura, es por lógica un integrante de la propia judicatura yucateca.

Para finalizar, transmitimos el sentir del pueblo yucateco, que todos los días se queja de la lentitud de los procesos judiciales, de la falta de prontitud y expedites en la impartición de justicia, por lo que una acción eficaz para combatir esta problemática, es el colocar en los puestos directivos a personas idóneas, conocedoras del trabajo en el Poder Judicial y que tengan el compromiso con la misma, lo que solo se da a las personas que pertenecen a la carrera judicial y que por sus propios méritos, ingresaron a esta Institución, se capacitaron, trabajaron con profesionalismo y avanzaron en los diversos escalones que la integran, hasta llegar, en algunas ocasiones, al puesto máximo que es juez del Poder Judicial.

Confiamos en que este llamado, que es un llamado del pueblo de Yucatán, sea escuchado y que prevalecerá el interés de la justicia yucateca por sobre cualquier otro interés, en sus manos, señores diputados, está el futuro de que la impartición de justicia en nuestra Entidad, para hacer que este servicio público sea pronto, eficiente, expedito y de calidad, forjando lo expresado por el prócer de la independencia José María Morelos y Pavón, que exclamó: “Que todo el que se queje con justicia, tenga un tribunal que lo escuche, lo ampare y lo defienda contra el fuerte y arbitrario”.