Trabajadores del Hraepy denuncian falta de pago por parte de empresa subrogada

Publicado mayo 18, 2020, 4:35 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

MÉRIDA.- Trabajadores Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán (Hraepy) denunciaron que la empresa Distribuidora Integral del Sureste (DIS) se niega a pagarles la primera quincena correspondiente a mayo, cuyo monto es de cerca de 120 mil pesos.

Los inconformes, 33 empleados pertenecientes a dicha empresa que prestan su servicio subrogado en el Laboratorio de Análisis Clínicos y Banco de Sangre de dicho nosocomio, denunciaron que tampoco cuentan con las garantías necesarias de prevención ante el coronavirus Covid-19.

Los afectados, quienes omitieron su nombre para evitar represaliar, manifestaron que no han recibido el pago correspondiente a la primera quincena de mayo, y a pesar de esa falta administrativa continúan, con sus labores profesionales,

Explicaron que esta anomalía se ha repetido en varias ocasiones previas, cuya excusa de la empresa a la que pertenecen, que manejan la nómina por medio de una tercera empresa denominada pagadora Zoques, tuvo problemas con dispersión de los pagos, por lo que se atrasa por días el sueldo del que dependen sus familias.

Recalcaron que hace dos meses, dicha empresa se comprometió con los trabajadores a devengarles un aumento salarial en consecuencia a la situación que enfrentaría el Hraepy al volverse hospital de referencia Covid-19, sin embargo, aún siguen ganando lo mismo.

Incluso, desde hace varios años el sueldo se ha mantiene sin aumento alguno, a pesar de las promesas de aumento.

Lo peor de todo, sólo les entregan una mínima cantidad de insumos de seguridad como cubrebocas, gel de limpieza e insumos de desinfección para el personal, el cual es insuficiente, y lo peor de todo, son renovados cada dos a tres días.

“Aún con la pandemia, los trabajadores de laboratorio y banco de sangre seguimos trabajando de manera normal: sin políticas de sana distancia, con falta de organización, conocimiento y poco interés, aumentando así el riesgo a la exposición a este virus, y por ende a su propagación y contagio”, denunciaron.

Incluso, son numerosas las amenazas que reciben, al grado de advertir que nadie es esencial, pues son numerosas las personas que desean laborar, por lo que serían contratados de inmediato.

“Se hace un atento llamado al corporativo DIS para que no se olviden de su fuerza laboral, que a diario está en contacto con muestras de índole infectocontagioso, entra a las áreas de pacientes contagiados con Covid-19, arriesgando su integridad y salud, sin contar con la certeza sobre nuestra situación, así como ningún apoyo adicional por el riesgo que esto conlleva, ya que muchos somos sustento de familias, y no tenemos garantías más que las estipuladas en la ley Federal del Trabajo, que al ser parte de una pagadora, tampoco se harían válidas si la relación patronal terminara”, se estableció.

Finalmente, mencionaron que hay muchas inconsistencias que se pasan por alto dentro del contrato que tiene el hospital con el laboratorio clínico y banco de sangre, ambos subrogados, de modo que invitaron a la unidad administrativa a tomar la formal atención de lo que realmente ocurre en el inmueble.