Tolantongo: cascada, montañas y agua caliente

Publicado diciembre 18, 2020, 1:59 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

Por: Daniela Montalvo

En México hay miles de lugares hermosos donde desconectarte del mundo y conectarte con la naturaleza, desde playas vírgenes, montañas, lagos, islas, grutas e incluso aguas termales.

Uno de los lugares que ha marcado un hito en los destinos turísticos naturales, son las Grutas de Tolantongo, famosas por el río de agua caliente, sus pozitas y sus maravillosos paisajes.

Quienes conocen el lugar ya saben de lo que hablamos, para quienes aún no lo visitan, imagínense un río corriendo entre dos montañas, caminar hacia una gruta, cuya entrada es una cascada de agua fría y al entrar sumergirse en un piscina natural de agua calientísima.

En la gruta, justo en medio hay una caída de agua, fuerte, grande y muy caliente, quienes gustan de un masaje duro, se paran justo de bajo y disfrutan como el agua y su caída les masajea cuello y espalda, excelente remedio para deshacer los nudos por estrés.

Quienes gustan de algo más tranquilo, solo flotan en el agua caliente, admirando un techo de formación rocosa, que parece gritar todo lo ocurrido con el paso del tiempo.

Hay algunos pasadizos secretos, que te llevan a formaciones rocosas impresionantes, claro que, su acceso lleva cuidado, en ciertas partes es profundo, en otras está completamente obscuro y en otras tantas, las piedras del techo pueden golpear tu cabeza, así que puedes llegar cada rincón, siempre que tengas precaución.

Para la familia es un lugar ideal, es seguro, los niños puedes correr por todo el lugar, los adultos pueden disfrutar de un escenario natural y del sonido del agua correr; destacando que el camping es una opción; reiteramos el lugar es completamente seguro, puedes dejar sus cosas en la casa de campaña, irte a la cascada, al río o a las pozitas, sin preocupación.

Para ir con amigos, también es un plan de lujo, puedes hacer una fogata a la orilla del río, poner música, platicar a la luz de las estrellas; y de paso aprovechar para una sesión de fotos.

La zona es ejidal, los dueños son familias que han heredado el terreno y que unidos decidieron abrir las puertas al público de este hermoso paisaje natural; en hora buena por ellos, pues según cuentan no ha sido nada fácil, desde ponerse de acuerdo, hasta implementar un plan a largo de plazo, porque hay construcciones, hoteles, restaurantes, seguridad, limpieza y sobre todo el mantenimiento natural del río.

Es un lugar delicioso por donde lo veas, natural, seguro, a buen precio; y lo más importante cuenta con todos los servicios, bien puedes llevar tu equipo para acampar, pero si no lo llevas, ahí te rentan todo lo que necesitas.

Esta es una parte de México, un tesoro natural y una muestra de las bellezas que nos ha regalado nuestro país, hay que aprovecharlo.

Un país tan diverso y multicultural como México, para una vida resulta sin fin.

Visítanos en México Sin Fin en Facebook: https://www.facebook.com/mexxicosinfin
WhatsApp: 8111706390