Suspenden definitivamente ampliación de cementerio en Muna, pero siguen construyendo

Publicado febrero 27, 2021, 1:13 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

El Juzgado Quinto de Distrito concedió la suspensión definitiva de la ampliación del cementerio de Muna. Sin embargo, pobladores denunciaron que en el terreno aún siguen realizando trabajos de construcción.

Como hemos informado, la construcción ha generado amplia inconformidad por parte de vecinos de zonas aledañas, quienes consideran que podría afectarse su salud, sus cultivos y causar trastornos a su vida en general, además de grave contaminación al aire, el suelo y el agua.

Desde el pasado 20 de agosto del 2020, pobladores y colectivos entregaron al alcalde de Muna una carpeta donde se expone con sustentos científicos, avalados por especialistas en salud pública, arquitectura e ingeniería civil y ambiental de la Uady, los problemas que causaría la ampliación del cementerio.

El día 2 de febrero de este año, 21 personas, entre las que se encuentran 7 niñas y niños de la comunidad de Muna, presentaron un juicio de amparo en contra del Presidente Municipal, el cabildo de Muna y la Secretaría de Salud del estado, frente a las obras de ampliación que las autoridades del municipio han iniciado con el objetivo de ampliar el cementerio de esa comunidad, logrando la suspensión provisional.

El 24 de febrero, el Juzgado concedió la suspensión definitiva de la ampliación del cementerio, pero hasta ahora continúan trabajos de construcción.

Mediante un comunicado, el colectivo T’ulbe, hizo un llamado a la población para involucrarse y exigir una explicación del porqué continúan los trabajos en dicho terreno.

Este es el informe:

“Como vecinos de Muna Yucatán y quejosos, hacemos un llamado a la comunidad ya que es importante involucrarse y cuestionar a las autoridades del Ayuntamiento de Muna Yucatán, encabezadas por el Presidente Municipal Rubén Carrillo Sosa, ¿Por qué continúan con la ampliación del cementerio municipal sin tener el permiso de la Secretaría de Salud (el cual les fue negado en el mes de octubre por identificar anomalías) y ante la suspensión definitiva concedida por un juez federal (después del análisis de los informes entregados por las partes)?.

Cuestionarles los recursos asignados a dicha obra tanto los elementos policiacos que cuidan día y noche el material en el lugar, como el pago de sus 6 abogados que trabajan sobre el amparo (5 de ellos familiares de autoridades del ayuntamiento) y todo el recurso gastado con dinero del pueblo para la adquisión del terreno para la ampliación (del cual no se realizó estudios previos para conocer la viabilidad de la obra, dichos estudios de impacto ambiental, social y de salud pública nunca fueron realizados), pagar albañiles, material… de una obra que no tiene los permisos de la Secretaría de Salud, se sigue construyendo a pesar de la orden de un juez federal (del 24 de febrero de 2021) y podría ser inhabilitada.

Esto no es algo que solo afecta a los vecinos que viven en las inmediaciones, afecta también a toda la comunidad, se está gastando recurso del pueblo, no se vale que las familias que sufren por sus difuntos tengan que estar rentando espacios para los enterramientos mientras el ayuntamiento sigue dando largas a una construcción que desde el inicio no se planificó y tampoco se tiene las autorizaciones para ser realizada.

Vecino involúcrate, si nos solidarizamos las injusticias no tendrán razón de ser. Siempre hay que tener el valor para luchar por la justicia a través de la verdad, no hay que tener miedo nunca a las autoridades municipales que quieren imponer obras en detrimento de los Derechos Humanos de la población. Nuestra lucha es justa y asesorada por abogados que día a día ponen por delante los Derechos Humanos y la verdad. Gracias Grupo INDIGNACIÓN que nos acompaña en el proceso de amparo y gracias a los Abogados Penalistas del Sureste que al inicio del proceso nos asesoraron para hacer valer nuestros Derechos Humanos” finaliza.

Hasta ahora, a pesar de la suspensión definitiva y de no contar con permisos de la Secretaría de Salud de Yucatán, se siguen con los trabajos de construcción en el terreno donde se pretende la ampliación del cementerio.