Suicidios implacables en Yucatán

Publicado septiembre 09, 2020, 7:25 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

MÉXICO.- En América mueren más de 100 mil personas al año por suicidio, que es la tercera causa de muertes en edades de 20 a 24 años de edad, informó la licenciada en psicología Marisela Maldonado Marenco, de la Clínica de Medicina Familiar CMFEQ12 del ISSSTE en Yucatán en el marco de la conmemoración del día Internacional de la prevención del suicidio, destacado por la OMS y la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio desde el 2003.

La especialista refirió que el suicidio es un problema que afecta de manera global a las familias, a las comunidades y a los países. A nivel mundial se suicidan cada año casi un millón de personas, lo que equivale a una persona cada 40 segundos. Además -dijo- por cada muerte por suicidio se estima que hay 20 intentos. Otro dato- comento- preocupante es que el suicidio es la segunda causa de muerte en el grupo de 15 a 29 años de edad.

“Hay que tener en cuenta que cada vida perdida representa a un amigo, padre, hijo, abuelo o compañero de alguien”. “Por cada suicidio producido muchas personas alrededor sufren las consecuencias”.

Maldonado Marenco informo que el suicidio es un problema complejo en el que intervienen todo tipo de factores: psicológicos, ambientales, sociales y biológicos. Pero hay algunas causas muy bien determinadas que influyen en las conductas suicidas: En los niños y adolescentes, influyen especialmente factores como la historia psiquiátrica familiar, enfermedades mentales, la pérdida de un ser querido, la depresión, aislamiento social, abuso de drogas y el alcohol.

En el caso de las mujeres y hombres atentan contra su vida cuando viven violencia doméstica o son víctimas del estrés en el ámbito de la familia, sin olvidar la presencia de enfermedades mentales, abuso del alcohol y las drogas, entornos familiares problemáticos.

No obstante, abundó, cada persona vive un universo concreto que habría que analizar para determinar cómo ayudarla a superar la etapa por la que está pasando y evitar las conductas suicidas.

Maldonado Marenco dijo que el suicidio se da más en hombres que en las mujeres debido a que ellos tienen más presión social y para ellos es menos aceptable pedir ayuda o hablar de sus sentimientos; en los hombres también es más aceptable socialmente el consumo de alcohol como una estrategia de afrontamiento de los hechos, generalmente muchas personas que tienen riesgo de suicidio no piden ayuda debido al estigma asociado a la conducta suicida, generalmente se habla muy poco de suicidio.

“Quererse matar es un tema que sigue siendo un tabú hoy en día, las personas con ideación suicida han perdido toda las esperanza, y hay cierto grado de desesperación no ven ninguna otra opción, es decir, que tienen una visión de túnel”, señaló la especialista.

“Es fundamental poder abrir canales de comunicación escuchando a la persona y permitiéndole hablar y comentar sus sentimientos la escucha debe de ser activa y empática, hoy su punto importante es preguntar acerca de sus planes e ideas preguntar a la persona si ha pensado en suicidarse que tan frecuente son estos sentimientos o sea en este punto no hay que tener temor a preguntar”, agregó.

Maldonado Marenco dijo estar convencida de que el suicidio puede prevenirse al hablar de suicidio, al hablar del hecho de matarse disminuye la ansiedad del suicida y ayuda a que la persona se sienta comprendida.

Por otro lado es importante conocer las señales de alarma y prestarles mucha atención, no hay que ignorarlas, es importante comentar los factores protectores como un estilo de vida saludable, el bienestar mental y físico, dormir adecuadamente, tener una alimentación balaceada, tratar de procurar una relación saludable, contacto social, disminución del estrés, entre otros.