Sin incidentes se inició la temporada de cacería de Patos, en El Palmar

Publicado diciembre 31, 2020, 4:38 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

En Yucatán, la temporada de cacería de patos inició sin problema alguno, el pasado viernes 11, sin descuidar las actividades de prevención, y así evitar la propagación del Covid-19, informó la secretaria de Desarrollo Sustentable del Gobierno del Estado, Sayda Rodríguez Gómez.

Comentó que a principios de este mes se autorizó la realización de las actividades cinegéticas correspondientes a 2020, en la Reserva Estatal de El Palmar, en Sisal, comisaría portuaria de Hunucmá, para concluir el 11 de abril de 2021.

“Todo en orden, y como cada año hay solicitudes de adquisición de cintillos”, acotó durante la entrevista concedida.

Señaló que la reapertura económica permite actividades al aire libre, por lo que la actividad cinegética no es la excepción.

“La cacería de patos está dentro del programa de reactivación económica del Estado”, subrayó al establecer que en la página electrónica de la dependencia están los Lineamientos internos para el ordenamiento de la Actividad Cinegética en la Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre Reserva Estatal el Palmar con clave de registro ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales DGVS-CR- EX -1124-YUC.

Mencionó que en México, la actividad cinegética es considerada como aprovechamiento sustentable, y de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 39 de la Ley General de Vida Silvestre, sólo podrá realizarse en predios registrados como unidades de manejo para la conservación de la vida silvestre, con programa de manejo aprobado y autorización de aprovechamiento.

Las especies aprovechables autorizadas por la Dirección General de Vida Silvestre de la Semarnat, para la temporada de caza, son las aves Anas acuta o pato golondrino; Mareca americana, antes Anas americana, también conocido como pato poolnunxi o panadero”; Spatula discors, antes Anas discors, igual identificado como cercetas alas azules; Aythya affinis o pato boludo menor; Aythya affinis o pato cabeza roja, y, Fullica americana, también llamada gallareta o gallinota.

Cada cintillo de cobro cinegético ampara la posesión de 30 ejemplares de patos y/o cercetas, a lo largo de los 121 días que durará la temporada.

Entre los limitantes para la actividad destaca el evitar la cacería con postas contaminantes, específicamente de plomo, por lo que sólo se podrá hacer con municiones de acero y otra aleación no contaminante.

De acuerdo con los lineamientos, está estrictamente prohibido la actividad cinegética con municiones de plomo en los embicaderos de Punta Piedra, Chan Cachuich, Elefante y Naular, donde los estudios indican una alta densidad de presencia de plomo.

Los medios para el aprovechamiento de aves autorizadas deberán ser exclusivamente con escopeta y tirar a vuelo, y evitar actuar en perjuicio de otras especies o su hábitat.