Siempre les pido permiso a los difuntos antes de empezar a trabajar

Publicado octubre 16, 2018, 11:18 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

Metódico en su chamba, tranquilo y sobre todo respetuoso, Rafael realiza trabajos de limpieza y mantenimiento en el Cementerio Municipal de Dzununcán, comisaría meridana, donde hoy martes el alcalde Renán Barrera Concha supervisó la construcción de un osario que estará listo para la celebración del Día de Muertos, a principios del mes que viene.

Tiene 66 años y una gran sonrisa. Es la antítesis de un trabajador de cementerio, a quien uno se lo podría imaginar de aspecto lúgubre, encorvado y acarreando una pala.
Rafael tiene cara de abuelo feliz y rastrilla cuidadosamente la tierra con pasto que rodea las tumbas del cementerio de Dzununcán, un pequeño espacio colorido para los muertos de la comisaría meridana.

“¿Qué si tengo miedo de trabajar acá? No, que va… Miedo no, pero sí siento mucho respeto. Y cada vez que voy a limpiar el lugar, les pido permiso a los difuntos para que me dejen hacer mi trabajo”, relató Rafael.

El trabajador municipal contó que realiza su trabajo en varios cementerios de comisarías meridanas, donde nota una marcada diferencia con el culto a los difuntos comparado con el que se da en Mérida.

“Los espacios aquí son más pequeños, sin embargo viene más gente a visitar a sus muertos y siempre hay veladoras y arreglos florales, en todo momento. Es muy normal ver a familias completas que vienen a convivir con sus difuntos”, explicó Rafael.

Para él la diferencia radica en que en Mérida las tradiciones ya no se respetan tanto como en las comisarías y en los municipios y, además, en Mérida es más normal incinerar los cuerpos cuando alguien fallece.

Para atender el crecimiento de esta necesidad poblacional, el Ayuntamiento de Mérida está en un proceso del 70% en la creación de 572 osarios, lugar donde se depositan las osamentas o huesos de los difuntos después de estar en la fosa.

Con una inversión de total de $1.818,156 pesos, la Dirección de Obras Públicas del Ayuntamiento no sólo realiza el osario, sino también coloca las puertas y hace un andador para llegar hasta el lugar.

Por su parte, el alcalde Renán Barrera señaló que con estas acciones buscan cubrir las necesidades de servicios públicos para brindarles facilidades a las personas que habitan en las comisarías. También añadió que en los cinco cementerios de Mérida se realiza un programa permanente de mantenimiento ya están listos para recibir a quienes los visiten para el Día de Muertos.

En otro orden, el alcalde Barrera Concha fue entrevistado sobre los trabajadores del Ayuntamiento que dejaron sus puestos para irse a trabajar en la nueva administración del gobernador Mauricio Vila Dosal.

El primer edil definió esta acción como “normal” cuando una administración concluye y comienza otra.

“Alrededor de 25 a 30 personas tuvieron la oportunidad de estar en el gobierno del estado y eso es bueno. Fueron jefes de departamento, coordinadores y subdirectores y no ha sido un éxodo, el cambio fue mínimo y seguimos trabajando en el Ayuntamiento sin problemas. El tema fue hasta platicado con el gobernador”, manifestó.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.