Sentencia no preocupó a sicarios… hasta ordenaron pizza

Pese a que sus condenas juntas suman casi 90 años, además de que tendrán que pagar fuertes sumas, los asesinos de Ema Gabriela Molina Canto en todo momento se mostraron sonrientes.

4277

A un año del homicidio de Emma Gabriela Molina Canto, este miércoles 28 de marzo el Tribunal Segundo de Enjuiciamiento dictó la sentencia en contra de sus agresores, Óscar Miguel López Tobilla, alias “El Tobi”, y Jonhatan Mézquita Avalos, (a) “Johny”, quienes purgarán una condena superior a cuatro décadas y tendrán que pagar una indemnización de cerca de 8.6 millones de pesos.

Durante la prologada audiencia, los jueces determinaron la sentencia en contra de López Tobilla, que es de 46 años de prisión y una multa de 13 mil 588.2 pesos, por concepto de homicidio calificado, delitos contra la salud en su modalidad de posesión simple de narcóticos, específicamente, cocaína, y portación de armas e instrumentos peligros.

Mézquita Avalos estará en la cárcel 43 años y pagará una multa por seis mil 39.2 pesos, por homicidio calificado, delitos contra la salud en su modalidad de posesión simple de narcóticos, específicamente, cocaína.

Asimismo, de forma solidaria y mancomunada, por concepto de reparación de daños e indemnización por los delitos cometidos tendrán que pagar un monto por ocho millones 586 mil pesos, más los gastos funerarios, por un orden de 25 mil 758 pesos, más el apoyo psicológico de los tres menores de edad que quedaron huérfanos, y que hoy están en posesión de su abuela materna, Ligia Canto Lugo.

A pesar de la condena y el fuerte monto a pagar, ninguno de los dos se mostró preocupado, pues en todo momento estaban sonrientes, e incluso, durante el receso, comieron pizza.

Durante el evento efectuado en el Centro de Justicia Oral de Mérida (CJOM), se determinó que “(los tres jueces) por unanimidad de votos y dado la culpabilidad de los actos de ambos así como por su conducta delictiva, se le dio el máximo condenatorio”.

Ligia Canto Lugo

Aunque la audiencia de penas y reparación del daño estaba programada a las 10 horas, ésta inició 45minutos después, en la cual, la madre de Ema Gabriela, envuelta en llanto expresó: “Ema (Molina Canto) no tiene voz (ahorita), ya que esas dos personas le privaron la vida de manera artera y sangrienta”.

De igual forma comentó que “ella (por su hija) fue víctima de violencia contante, recurrente e ininturrumpida, por más de 10 años”, en especial, por su ex marido, Martín Alberto Medina Sonda, quienes desde 2015 está recluido en el Centro de Reintegración Social del Estado de Tabasco (Creset), y posteriormente fue sentenciado a 12 años y seis meses de prisión, por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Al referirse a los hoy inculpados, aseveró que “merecen la pena máxima, ya que son un peligro para la sociedad, y ellos dejaron en orfandad a tres menores de edad”.

Añadió que ambos “nunca dijeron que eran inocentes y nunca refutaron las acusaciones”, e incluso, durante la audiencia, a pesar de que se les dio la voz, en todo momento alegaron que nada tienen que declarar.

Posteriormente, a las 12:20 horas, se declaró un receso para deliberar la condena y las multas, por lo que se estableció la continuidad a las dos de la tarde, pero iniciaron a las 14:20 horas.

Comentarios

Comentarios