Se repite la historia de ‘Tuqui’: matan a pedradas a un tucán

Publicado marzo 12, 2021, 9:42 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Igual que ocurrió el año pasado con “Tuqui”, el tucán que vivía en las copas de los árboles en Francisco de Montejo y otras zonas del norte de Mérida, en Tizimín mataron a un ave similar en la comunidad de San Pedro Juárez.

De acuerdo con denuncia de una usuaria de Facebook, una persona o varias personas desconocidas atacaron al tucán con un tirahule (resortera para los que no son de Yucatán) hasta matarlo.

El cuerpo de la colorida ave quedó como evidencia del cruel e ilegal acto, pues el tucán es una especie en peligro de extinción.

“Siento tristeza, rabia e impotencia ver a este preciosa ave en peligro de extinción, asesinada por persona o personas que no se tientan el corazón de hacerlo, castigo severo para aquella o aquellas personas que lo han hecho, esto verdaderamente es imperdonable”, expresó Mauris Febles.

Se desconoce si las autoridades ambientales reaccionaron ante esta denuncia pública.

En mayo del año pasado dimos a conocer la historia de “Tuqui”, un tucán que vivía en los árboles de la zona de Francisco de Montejo, donde los vecinos lo alimentaban con fruta y le daban agua.

El ave murió a manos de un “trampero” de la comisaría de Dzityá que le disparó con afán de capturarlo para posteriormente venderlo. Lamentablemente las heridas que le causó fueron mortales y el tucán murió.

El caso fue muy sonado e incluso se interpusieron denuncias penales, pero se desconoce si hubo castigo contra el asesino de “Tuqui”.

En cuanto a la zona de Tizimín, en agosto pasado publicamos que un sujeto fue detenido en un filtro sanitario del municipio de Tizimín, luego de encontrarle un tucán que transportaba de manera ilegal en su vehículo.

Se le practicó una inspección de rutina y se percataron de una caja de cartón en el interior del vehículo, en la cual se encontraba el tucán.

El conductor no contaba con ningún documento que avale su legal posesión, por lo que se procedió al aseguramiento del animal, así como la detención del sujeto, quien fue consignado ante la Fiscalía General del Estado para declarar ante las autoridades correspondientes.