Se le oscurece el panorama a Zapata Bello: pierde la Secretaría General del PRI

Publicado octubre 17, 2018, 2:49 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Radar Político/Columna

El tiempo fue buen aliado del ex senador yucateco Emilio Gamboa Patrón, quien logró imponer en la Secretaría General del PRI a un alfil, Arturo Zamora Jiménez, secretario general de la CNOP, como candidato único a la Secretaría General del PRI nacional.

De esta manera, al ex gobernador Rolando Zapata Bello la sopa se le cayó del plato a la boca, pues hace dos meses se aseguraba que tenía “amarrado” ese cargo e incluso se estableció un plazo para que concluyera su mandato.

Sin embargo, tras su salida del Palacio de Gobierno Zapata Bello ha visto desmoronarse su imagen del “mejor gobernador” de México, pese a que durante todo su sexenio pagó encuestas para ostentar ese título.

Zamora Jiménez es muy cercano al ex senador Gamboa Patrón, quien de esta manera logra colocar a su alfil en la segunda posición en importancia dentro del priismo nacional.

Se menciona que Zapata Bello podría ocupar el cargo que deja vacante Zamora, pero no hay nada seguro.

El martes se vio en el comité nacional a gente cercana a Zapata Bello para afinar los detalles de lo que ellos consideraban un mero trámite, pero no pudieron dar buenas noticias a su jefe y dieron marcha atrás en sus preparativos.

El 21 de agosto pasado publicamos que en una atípica elección, Claudia Ruiz fue ratificada en solitario por el PRI como su presidenta nacional, porque no tuvo compañero de fórmula como lo establecen los estatutos priistas.

En círculos políticos se mencionó que su compañero de fórmula sería Zapata Bello, quien ocuparía la secretaría general. Incluso se dio un plazo de dos meses para emitir la convocatoria, todo para esperar a que el gobernador yucateco concluyera su mandato.

Sin embargo, del dicho al hecho hubo un gran trecho, y en dos meses pasaron muchas cosas, entre ellas que desde mediados de septiembre Zapata Bello perdió los reflectores que se centraron en el nuevo gobernador, que por cierto no es del PRI.

Rolando Zapata no logró sacudirse esa imagen de perdedor que le dejó la elección del 1 de julio, pese a que durante todo su sexenio pagó encuestas a modo en las que siempre figuró como el “mejor gobernador” de México.

Como le ocurre a los autos nuevos que se devalúan con increíble rapidez una vez que salen la agencia, la figura de Zapata Bello se deterioró en cuestión de horas una vez que cruzó el umbral del Palacio de Gobierno.

Incluso los propios priistas, sobre todo aquellos que han perdido sus puestos de trabajo en el Gobierno del Estado, ya lo miran como “apestado”.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.