Se duplica la mortalidad por Covid-19 en personas a 30 a 39 años en Yucatán

Publicado julio 08, 2021, 8:12 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

En el Estado se duplicó la incidencia de mortalidad por Covid-19 de las personas treintañeras así como de los nonagenarios, en lo que va del año, reveló la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY) al establecer que los menores de edad son los menos afectados.

En tan sólo un mes, la distribución cambió, pues hasta el pasado 7 de junio, el grupo etario de defunciones que mayor crecimiento tuvo fue el de los nonagenarios, seguido de los adolescentes así como de las personas de 30 a 39 años de edad.

Sin embargo, la mayoría de los occisos son sexagenarios, seguido de los septuagenarios, que en conjunto suman poco más de la mitad del total de los lamentables hechos.

Tras la aparición de la pandemia a la fecha, ya son cuatro mil 617 los fallecidos por Covid-19, de los cuales, mil 714 ocurrieron en 2021.

La incidencia de mortalidad mantiene un acelerado crecimiento en la entidad, en especial entre los adultos mayores, dada las condiciones de vida que prevalecen en el Estado, en especial la epidemia de diabetes, obesidad, hipertensión arterial, entre otros padecimientos.

Hasta el momento, la moda o rango de edad más alto son los sexagenarios, seguido de los septuagenarios, los quincuagenarios y los octogenarios.

Sin embargo, la situación epidemiológica ha variado debido a que en el Estado circulan cinco variantes del coronavirus, de las cuales, las variantes brasileña y californiana se detectaron en junio pasado, y hace unos días se confirmó la presencia de la delta, las cuales son más contagiosas, pero no más letales que la variante mexicana, que es la que comúnmente se registra en el territorio.

Para Yucatán, el número de defunciones está distribuida en 10 grupos de edad, y cada rango es de una década, cuyos mosaicos están distribuido de cero a 99 años.

Del total de casos, el grupo de edad con la cifra más alta es de 60 a 69 años, con mil 283 casos de Covid-19, lo que representa el 27.8 por ciento del total registrado de marzo de 2020 a la fecha.

El siguiente rango de edad es el de 70 a 79 años, con mil 194 infectados, el 25.9 por ciento, y con 849 casos son del mosaico de 50 a 59 años, con el 18.4 porcentual.

Asimismo, con 552 occisos infectados del letal patógeno está el grupo de 80 a 89 años, el 12 por ciento, y con 399 casos son del rango de 40 a 49 años, el 8.6 porcentual.

De igual forma, con 197 decesos están en el conjunto de 30 a 39 años de edad, el 4.27 por ciento, mientras que con 86 defunciones están en la muestra estadística de 90-94 años, el 1.86 por ciento.

Mientras que el caso de la década de 20 a 29 años hay 41 finados, el 0.89 por ciento, ocho occisos están en el rubro de 0 a 9 años, el 0.17 por ciento y cifra similar de defunciones corresponde al grupo de 10 a 19 años.

Desde el punto de vista estadístico, la mediana es de 49 y 50 años de edad, y la mayor carga de decesos se registra entre los sexagenarios, y el segundo grupo de mayor concentración es de los septuagenarios.

En tanto hay dos mil 526 mayores de 65 años de edad que fallecieron a consecuencia de la pandemia, el 54.7 por ciento, al mismo tiempo hay dos mil 79 finados de entre 15 a 64 años, el 45 por ciento, así como 12 personas con menos de 14 años, el 0.3 porcentual.

De acuerdo, con el Instituto Nacional de Estadística e Informática (Inegi), Familia la edad productiva oscila entre los 15 y 64 años, tanto en Población Económicamente Activa (PEA) como No Activa (PNEA).

De acuerdo con la estadística, el mayor crecimiento se registró en el grupo etario de 30 a 39 años, el cual es de 103.1 por ciento, seguido de los nonagenarios, que es del 95.5 por ciento.

El tercer rango de mayor crecimiento es el de los veinteañeros, cuyo ascenso es del 86.4 por ciento; le sigue los de 40 a 49 años, con un incremento del 75 por ciento, y los quincuagenarios, del 61.1 porcentual.

Le sigue el grupo de edad de 10 a 19, pues pasó de cinco a ocho occisos, con un aumento del 60 por ciento.

Por ende, el crecimiento de los octogenarios es del 56.8 por ciento; el de los septuagenarios es del 54.7 por ciento, y el de los sexagenarios es del 51.1 porcentual.

Finalmente, el del rango de cero a nueve año, tuvo un crecimiento del 14.3 por ciento, al pasar de siete a ocho defunciones.