Se duplica en Yucatán hepatitis ligada a la puerqueza y la pobreza

El crecimiento es del 107 por ciento, al pasar de 29 a 60 las personas que padecen Hepatitis Vírica A, la cual es muy contagiosa y que ataca el hígado.

1418

En Yucatán se duplica la Hepatitis Vírica A, reveló la Secretaría de Salud federal, y a pesar de ello, hasta el momento sigue sin declarar al Estado como zona de alerta epidemiológica.

Incluso, se ubica entre las cinco entidades federativas con mayor prevalencia, superando en gran medida a Campeche y Quintana Roo.

En lo que va del año, a nivel nacional hay 930 casos confirmados acumulados, con una disminución del 22.3 por ciento con respecto al mismo período de 2016, cuando la suma fue de mil 197.

En Yucatán el crecimiento es del 107 por ciento, al pasar de 29 a 60 las personas que padecen esta enfermedad, la cual es muy contagiosa y que ataca el hígado.

Guanajuato es el estado más afectado del país, con 89 casos, el 9.6 por ciento del total nacional, seguido de Morelos, con 83, el 8.9 por ciento; Veracruz, con 64, el 6.9 por ciento, Ciudad de México, con 61, el 6.6 por ciento, Yucatán, el 6.4 por ciento, y Oaxaca, con 56, el seis porcentual.

A nivel regional, hay 72 casos, de los cuales, el 83.3 por ciento corresponden a Yucatán, Quintana Roo con 10, y Campeche con tan sólo dos.

En general, la hepatitis A se transmite de persona a persona y es por esta razón que el virus se propaga con más facilidad en las regiones donde las condiciones sanitarias son pobres o donde no se siguen pautas apropiadas de higiene personal.

El principal vector es el Trypanozoma colli, producto de las excretas y que se transmiten al hombre dada la falta de higiene de las personas, quienes no se lavan las manos después de ir al baño, y lo peor de todo, es cuando esta persona ofrece el servicio de taquero o vende productos en la calle, etc.

La hepatitis A es una enfermedad endémica, por lo que no se le puede erradicar de Yucatán, además, no existe vacuna.

Lo peor de todo, es que en este tipo de enfermedad, pues existen tres tipos de hepatitis, se debe al tipo de costumbre de la población, pues es muy frecuente que se dé en personas que acostumbran comer antojitos y taquitos en la calle, así como también, fritangas, “comida chatarra”, “aguas frescas”, incluso, aseveró que hasta en el propio mercado uno se puede contagiar.

La hepatitis se transmite por vía digestiva, por lo que recomendó también evitar el fecalismo al aire libre, o al menos, echar cal para limitar el problema, principalmente.

Por ello, es necesario identificar las fuentes altamente contaminadas, para así elaborar plan para contrarrestar su propagación.

Comentarios

Comentarios