Se desploma joya arquitectónica de la época colonial en el oriente de Yucatán

Publicado octubre 09, 2018, 2:18 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Inicialmente se escuchó un estruendo, los moradores de Nah balam se despertaron en la madrugada para comprobar que la bóveda principal de la iglesia de San Agustín construida en el siglo XVII se desplomó, sin causar víctimas.

El reporte obtenido a través de redes sociales de los pobladores del municipio de Temozón (población ubicada a unos 180 kilómetros al oriente de la capital yucateca), destaca que, la construcción presentaba serios problemas en su estructura y que de manera reiterada se había notificado tanto a las autoridades estatales, como al Instituto Nacional de Antropología e Historia.

La iglesia de San Agustín, edificada en 1720 cumplirá 300 años próximamente, si bien esta comisaría del municipio de Temozón, (municipio colindante con Valladolid, Tizimín y el estado de Quintana Roo) no recibió atención y este lunes en la madrugada se desplomó.

Los datos aportados por diferentes personas que publicaron fotografías en redes sociales, establecen que, apenas el domingo el recinto religioso cumplió con diferentes actividades, incluyendo un rosario nocturno, que se prolongó hasta las 9 de la noche, que fue cuando se cerró el templo.

Sin embargo, en la madrugada del lunes, los techos de la centenaria construcción sucumbieron y la bóveda principal de esta obra (monumento histórico), se desplomó, ocasionando un gran susto a la población en esta pequeña comunidad de mil 300 habitantes.

El colapso de la construcción principal del templo religioso consternó a la población, según se expresan en las redes sociales, ya que es el principal punto de actividades de esta comisaría del municipio de Temozón, cuya cabecera se ubica a unos 19 kilómetros.

Los reportes de las diferentes personas que publicaron imágenes del templo semiderruido indican que se mantuvo en pie la fachada, el pórtico en piedra de acceso al templo que integra un humilde campanario y un vitral que datan de las primeras obras de edificación hace poco más de 250 años.

Los mismos ciudadanos indican en sus mensajes que, de manera reiterada se hizo del conocimiento de diferentes autoridades estatales y federales la situación de este centenario monumento que no recibió atención y se solicitó la intervención para la reparación de techos y puntos de soporte del recinto religioso, pero no hubo respuesta.

Los testigos del lugar reportaron que, las autoridades religiosas también fueron notificadas para que intervinieran a proteger los santos, pequeños cuadros del altar e imágenes y representaciones religiosas que ahí permanecen y en protección de los sacramentos que ahora están expuestos a la intemperie.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.