Se alarga proceso legal contra la mega-granja de Homún

La empresa PAPO presenta una recusación para apartar a la Juez cuarta de distrito, Miriam de Jesús Cámara Patrón, del juicio de amparo que presentó la niñez de Homún. Los dueños de la granja alegan que la juez favorece a los demandantes.

424

La solución al conflicto legal entre empresarios de la mega granja porcícola de Homún y los habitantes de ese pueblo maya se alargaría aún más, luego de que la empresa Producción Alimentaria Porcícola (PAPO) interpusiera una recusación para apartar del proceso jurídico a la Juez Cuarto de Distrito, Míriam de Jesús Cámara Patrón, por supuestamente actuar a favor de los demandantes.

Con este recurso, se suspendió toda acción legal hasta el próximo mes de enero, cuando los jueces regresen de sus vacaciones decembrinas.

Representantes del Equipo Indignación y la Asociación “Kanan Ts’ono’ot” (Guardianes de los Cenotes) manifestaron en conferencia de prensa que con este recurso PAPO intenta deslegitimar y cuestionar la imparcialidad de la juez que otorgó, como medida precautoria mientras se resuelve el fondo del asunto, la paralización de actividades de la mega granja y el desalojo de miles de cerdos que se encontraban ya en ella.

El representante legal del Equipo Indignación, Jorge Fernández Mendiburu, señaló que dicha solicitud, que se hizo hace una semana ante un Tribunal Colegiado no tiene ningún sustento jurídico, pues la única intención de los empresarios “es paralizar el proceso en un momento clave”.

Resaltó que la recusación está firmada por José Enrique Ortiz García, como representante de PAPO, y llama la atención la incorporación de Gerardo Carrasco Chávez, como abogado de la empresa, quien también es representante legal de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad A.C.

“En este caso, se encontraría defendiendo a una mega granja porcícola que obtuvo autorizaciones con irregularidades, sin consultar al pueblo maya y cuyo funcionamiento en una zona de suelo tan vulnerable presenta un enorme riesgo de contaminación de una de las reservas de agua más importantes a nivel mundial: el anillo de los cenotes”, aseveró.

José Clemente May Echeverría, presidente de Guardianes de Los Cenotes, reiteró que la recusación, que tiene como efecto inmediato la paralización de las actuaciones del juicio hasta que se resuelva si procede o no, lo cual demorará por presentarse en fechas festivas, parece en realidad un recurso para impedir la toma de muestras de agua residual, de aire, de suelo y de alimento que suministran a los cerdos para analizar en laboratorios.

“El recurso, que no tiene mayor sustento, pretendería evitar que se desarrollen las pruebas periciales y ganar tiempo para eliminar cualquier evidencia de contaminación generada por tres meses de estancia de los cerdos, lo cual nos obliga a preguntarnos por qué han impedido reiteradamente y a toda costa la entrada e inspección judicial a la granja”, enfatizó.

Agregó que jamás se indicaron las causales específicas y objetivas establecidas en la ley de amparo, entre las cuales están el parentesco o amistad con alguna de las partes o un interés personal el asunto, sino que apela a la octava causal, que indica que podría pedirse en caso de que el juez “se encuentre en una situación diversa de las especificadas que implicara elementos objetivos de los que pudiera derivarse el riesgo de pérdida de imparcialidad”.

La mega granja porcícola de Homún pone en riesgo de contaminación el área natural protegida de la Reserva Geo-Hidrológica Anillo de los Cenotes, que conforma cerca de 400 en municipios como Cuzamá, Acanceh, Sanahcat, Hocabá, entre otros, de los que se extrae el 42 por ciento del agua que se consume en Yucatán.

Comentarios

Comentarios