Sanahcat, secuestrado por el compadrazgo y la ambición de dos familias

Publicado septiembre 10, 2020, 3:06 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 7 mins

MÉRIDA.- Secuestro, nepotismo, abuso de autoridad y procesos obscuros son solo algunas de las actividades que están pasando en el municipio de Sanahcat, donde la alcaldesa Landi Gabriela Gamboa Moo, además de no atender a sus gobernados deja todo en manos de su marido Víctor Damián Dzul Moo, ex presidente municipal, y de Ariel Pech Chan, apodado el “super asesor” que quieren imponer como candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), para que todo siga en sus manos y continúen colgados del erario.

Un grupo de habitantes de Sanahcat que no quisieron dar su nombre por posibles represalias y pidieron guardar el anonimato, afirman que la alcaldesa nunca está en el Palacio Municipal, la van a buscar a su casa y salen sus hijos y les dicen que está descansando y no los pueden atender. Cuando la llegan a encontrar en su oficina dice de antemano que si es dinero lo que quieren, no hay.

Señoras que han recurrido a ella dijeron que no pueden hablar “temas de mujeres”, ya que siempre está el marido presente inclusive cuando hay algún apoyo en especie voltea a ver al marido para que le haga una señal si lo otorga o lo niega.

“Se le olvidó que es servidora pública, además de que quien gobierna y mal es su marido, él ya fue presidente municipal y tampoco hizo nada en el pueblo, ahora en estos dos años se han dedicado a saquear al municipio, no se ha visto obra pública, las calles están en pésimas condiciones, el servicio de agua potable es deficiente, no ha cumplido un solo compromiso de campaña, pero sí ya les hicieron sus tremendas casas a sus hijos así como les han dado motos, y Víctor Dzul trae una buena camioneta”, manifestaron los denunciantes.

Detallaron que la flamante pareja que gobierna el municipio de Sanahcat le han construido una residencia a su hija Zuleymi Dzul Gamboa, quien no tendría para pagar dicha obra, pues ella no trabaja y su marido es empleado de un molino, y de vez en cuando va.

Al hijo Amaury Dzul Gamboa le ampliaron su casa y a sus otros dos hijos le compraron motos a cada uno.

Agregaron que de 10 familias sanacahtenses ocho se sienten decepcionadas y defraudadas de la actuación de esta familia porque quien gobierna es la familia Dzul Gamboa

Landi es la alcaldesa pero solo de nombre porque quien decide o manda es su marido Víctor Dzul Moo, o Ariel Pech Chan que ostenta el cargo de Secretario Particular de Landi Gabriela y quiere ser el próximo alcalde.

La esposa de Pech Chan, Cándida Tzap Balam, es la tesorera del ayuntamiento, pero también ve la dirección del DIF municipal del cual presuntamente ha desviado cerca de 50 mil pesos de la cocina del DIF para su beneficio, aseguran los denunciantes.

Wilfrido Pech, padre de Ariel, trabaja en la dirección de Servicios Públicos, y Adlemi y Michel Pech Chan están en la nómina, pero no trabajan, es decir, están como “aviadores”.

Misael Pech Chan es regidor del municipio por el Partido Acción Nacional, toda la familia Pech viviendo del erario de Sanahcat.

Ariel Pech ha sido por muchos años el presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y ahora nombran a Adalú Echeverria (hermana de la nuera de la alcaldesa) como presidente del PRI de Sanahcat y como Secretario General del Partido al ex presidente municipal Víctor Dzul Moo (marido de la alcaldesa) de nueva cuenta todo en familia. “No solo tienen secuestrado el municipio sino también el Comité Municipal del PRI”, lamentan los vecinos de Sanahcat.

Promotores del Comité Municipal del PRI de Sanahcat y priístas de esta localidad se reunieron el lunes pasado y decidieron no apoyar a Ariel Pech, ya que durante los nueve años al frente del PRI municipal no ha hecho trabajo político ni social a favor del pueblo, solo a beneficio personal y además de que nunca se les tomó en cuenta para la selección de presidente y secretario general.

Lo anterior es porque Ariel Pech quiere ser el próximo candidato a la presidencia municipal de Sanahcat, sin embargo, tanto los promotores del partido como la mayoría de los sanahcatences mencionaron que en caso de que ellos impongan a su candidato no votaran por él.

“Ellos creen que somos tontos pues cada vez que vamos al palacio municipal no recibe Ariel y él está haciendo precampaña con los insumos que manda el Gobierno del Estado, con el gel, los cubrebocas todo eso lo reparte él a modo personal, no se da cuenta que están los logotipos del Gobierno del Estado”, expresaron.

“Esperamos que el comité estatal del PRI analice bien quién puede mantener al partido en el municipio y que la Auditoria Superior revise las cuentas públicas de estos malos servidores”, remarcaron.

También dijeron que si requieren algún viaje a Mérida lo hace Ariel en la camioneta de Víctor Dzul con gasolina del municipio, quieren imponer a Ariel Pech a toda costa para que sigan viviendo del erario de Sanahcat.