Rolando Zapata, Ramírez Marín y Pablo Gamboa son captados en Progreso

Publicado junio 12, 2022, 3:58 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Tres personajes del PRI se reunieron en un restaurante del malecón de Progreso, al parecer, para hablar sobre el futuro del tricolor en Yucatán, un partido al que no se le puede dar por muerto debido a que, si bien no le alcanza para ganar por si solo, podría inclinar la balanza en la contienda por la gubernatura.
Nadie dudaría que, si el ex gobernador Rolando Zapata Bello, el senador Jorge Carlos Ramírez Marín y el ex diputado federal Pablo Gamboa Miner, los tres personajes en cuestión, se pusieran de acuerdo y sumaran fuerzas, podrían hacer algo por el PRI y oxigenarlo para sus objetivos electorales en 2024.
A Zapata Bello se le considera un liderazgo vigente, con poder y recursos para seguir en la política y se sabe que desea ser senador; a Ramírez Marín se le ve como la figura mejor posicionada dentro del PRI, sin ningún competidor claro si decidiera ir por la gubernatura, y a Gamboa Miner, no obstante que no ganó en las pasadas elecciones, se sabe que tiene un gran potencial para recuperar terreno en la política si se lo propone.


Los tres cuentan con estructura y con liderazgo para mantener a las bases priistas.
Sin embargo, queda muy claro también que si estos tres personajes no logran ponerse de acuerdo y optan por seguir sus propios proyectos e intereses, el PRI estaría condenado a la tumba, dejando en el desamparo a miles de priistas que aún creen en su partido y están decididos a sostenerlo.
Hay que recordar que el PRI gobierna hoy en 41 municipios de Yucatán, algo nada despreciable. Y todos están agrupados en la FENANM.


Para nadie es un secreto que la falta de liderazgo estatal y la división que existe en el PRI ha propiciado que operadores políticos de otros partidos, particularmente del PAN, Morena y Verde Ecologista anden tras la pesca de priistas para engrosar sus filas de cara a las elecciones de 2024. Y todo parece indicar que la pesca comienza rendir a frutos.
Mientras eso ocurre, falta ver si esta reunión en el exclusivo Crabster de Progreso, donde seguramente abundaron los buenos mariscos, se traduce en acuerdos y avances para el PRI o, simplemente quedará para el anecdotario, como un preámbulo de su posible extinción. Al tiempo.