Réquiem para Nerio

Publicado marzo 17, 2018, 12:45 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 11 mins

El rumor de un pregonar/Columa
Por: Lic. Francisco José Lara Parra

Rescatamos de nuestro archivo digital este editorial que escribió el licenciado Francisco José Lara Parra en julio de 2012.

Nerio:

Hola. A la pregunta obvia de cómo estás, espero que me digas que más tranquilo, ya que “bien” podría no ser del todo acertado como respuesta ante tu derrota en las urnas hace una semana cuando quedaste en el segundo lugar, por debajo de Renán Barrera Concha del Partido Acción Nacional, en la elección de regidores del Ayuntamiento de Mérida. Tratando de ser lo más objetivo que me permite el intelecto, te digo lo siguiente:

I.- Cuando alguien como tú, que estaba acostumbrado a ganar en cuanta elección había participado, al menos de la índole estudiantil, perder su primera popular y más por cuanto se refiere a la capital del estado del cual eres oriundo y habitante, es un amargo despertar a la realidad política.

II.- Si bien mostraste arrestos al reconocer con gallardía tu capitulación, aderezada con tu determinación de no impugnar el resultado, debes “serenarte” (palabra lopezobradorista de moda), ya que, al menos en el corto tiempo, “tras un recuento electoral, sólo importa quién es el ganador. Todos los demás son perdedores”, como diría el ex presidente británico Winston Churchill.

III.- Para que termines de asimilar lo anterior sin tanto dolor, al menos tu servidor piensa que los cuatro o más puntos de diferencia respecto del abanderado del PAN, que traducidos en electores llenarían el estadio de fútbol “Carlos Iturralde Rivero”, se hubieran multiplicado al haber tenido el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y sus organizaciones satélite un candidato distinto a ti. Es decir, fuiste el mejor o el menos malo que aquéllos pudieron conseguir, con la sapiencia de emular a Bernard M. Baruch, que dijo: “Vota a aquel que prometa menos. Será el que menos te decepcione.”

IV.- Hasta ahora no digo nada que la mayoría de tus conciudadanos no sepamos o intuimos. Por tanto, como quien tuvo la oportunidad de ver tu campaña desde adentro y no solo por fuera, me veo obligado a decirte lo consiguiente:

V.- La amistad es indispensable para crecer personal y profesionalmente, pero en política, como en la administración de empresas, tú bien sabes, los amigos, como en su caso los familiares, no son sinónimo de eficiencia y eficacia, como sí lo serían de lealtad en lo general. Bien valdría que, con la cabeza fría, valoraras esto analizando las palabras de Sun Tzu en su libro “El arte de la guerra”, escrito en el siglo VI antes de Cristo, donde dijo “ten cerca a tus amigos y aún más cerca a tus enemigos”, así como el proverbio popular español que reza “Dios me libre de mis amigos, que de mis enemigos ya me libro yo” y el refrán que dice “de la familia y el sol, cuanto más lejos, mejor”, que bien podrían inspirarte para enfatizar que eres Nerio José Torres Arcila y no “Nerito”.

VI.- En el rubro anterior cabrían también no pocos “juniors” y demás gente, digamos conocida, popular, que estuvo cerca de ti pero que fuera de eso no resultó ni resultaría útil para catapultarte a la gestión pública.

VII.- Con o sin una limpieza en tu organización, te convendría analizar tu discurso político, puliendo tus imperfecciones, mejorando la oratoria y agregándole esa pasión que, si bien no es sinónimo de estadismo, sí suele convencer a los votantes.

VIII.- Como te dije ya hace unos meses, te conviene, necesitas marcarte diferente (aunque suene que te adhieres al actual grito de batalla de los panistas), ya que por no hacerlo así recibiste “el voto de castigo” de los meridanos respecto de la ex alcaldesa correligionaria tuya. Así, con esta experiencia debes prevenir que no te pase algo similar si es que no resultan afortunadas las gestiones de Enrique Peña Nieto y Rolando Zapata Bello.

IX.- No sabemos si te tomarás unas vacaciones o si estarás “en la banca” y con ello alejado de las próximas elecciones en el 2015. Si resulta cierto esto, no debes dejar que se esfume tu capital humano, como pasó con los “Amigos de Fox”, y ya sea vía el PRI o mediante una asociación civil bien podrías aprovechar tanto intelecto y mano de obra para colaborar con Mérida y Yucatán en aras de volverte a posicionar en la fila de quienes quieren los puestos públicos jugosos. Te conviene hacer esto con pulcritud, con el buen gusto que mostraste en campaña, ya que, como dijo el filósofo español José Luis López Aranguren, “La moral se esgrime cuando se está en la oposición; la política, cuando se ha obtenido el poder.”

X.- En correlación con el punto inmediato anterior, tal fuerza humana debe servirte como escudo ante el fuego amigo que, bien sabes, hizo lo suyo al restarte más que sumarte orgullo y compromiso para la contienda que sostuviste. Ni modos, mi estimado, llámalo Karma o simplemente hechos de la política, pero si alguna vez los entorpeciste en sus aspiraciones personales encontraron cuándo cobrártelas.

XI.- En la misma línea argumentativa, la espera por “la grande local”, la gubernatura, ya no acabaría en el 2018, sino tal vez en el 2024, dado a que, si como dicen, no eres del grupo cercano o afín de “Rolo”, habrías de esperar que alguien más concursara por el PRI para la alcaldía emeritense en el 2015 y en consecuencia para la gubernatura del 2018. Claro está, a menos que supieras sacarle provecho a lo que te dije en el apartado IX.

XII.- Espero y confío que mantengas tu esencia sencilla y con la memoria idónea para saber con quién tratas, ya que esto es tu base fuerte para captar electores, atributo que cumpliría lo que dijo Aldous Huxley: “Cuanto más siniestros son los deseos de un político, más pomposa, en general, se vuelve la nobleza de su lenguaje.”

XIII.- Y para que no te aburras, así como para que laves tu orgullo y te indemnicen hasta por el daño moral sufrido, no estaría mal que demandaras y en su caso denunciaras el fraude que resultaron, entre otras, la encuesta de salida de Parametría y la preliminar de Consulta Mitofsky, errada la primera en más de un 15 % y la segunda en casi 30 respecto del resultado final de la elección. Hechos que corroboran lo dicho por Jorge Luis Borges: “Democracia: es una superstición muy difundida, un abuso de la estadística.”

Conclusión: Nerio: te dejo las anteriores líneas inspirado en las palabras del francés Alejandro Dumas: “En política, querido mío, y vos lo sabéis tan bien como yo, no hay hombres, sino ideas; no sentimientos, sino intereses; en política no se mata a un hombre, sino se allana un obstáculo”. He aquí un réquiem para ti, donde se le habla a quien ya no es o pudo ser, y a la vez contiene implícita una misa en pro de la resucitación que, aún en la política y más la mexicana es posible, por más despiadada que hubiera sido la muerte del interfecto. Ahí está Carlos Salinas de Gortari, sonriendo por el triunfo de Enrique Peña Nieto, que da fe de esta oración.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.