Renán Barrera ofrece garantizar mayor infraestructura urbana y calidad de vida en Mérida

Publicado septiembre 27, 2021, 6:01 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

En el Ayuntamiento tenemos el firme compromiso de generar el bienestar social de las y los habitantes del Municipio dotándolos de una infraestructura urbana eficiente, empezando con fortalecer los servicios públicos de calidad en nuestro Municipio, aseguró el alcalde Renán Barrera Concha.

En el recorrido de supervisión de la construcción del aljibe ubicado en el fraccionamiento Paseo de las Fuentes, informó que entre los primeros objetivos del desarrollo sostenido de una ciudad está garantizar el bienestar de las personas a través de rubros básicos como son salud, seguridad, políticas ecológicas, servicios públicos, entre otros.

“Desde lo local, tenemos el reto de impulsar a Mérida como ciudad sostenible y para ello debemos apostarle a los servicios públicos de calidad, eje central para poder cubrir las necesidades básicas que aportan una vida armónica de la población”, expresó.

Así, el Presidente Municipal acudió esta mañana a la calle 100 por 55 y 59-A del fraccionamiento Paseo de las Fuentes, donde supervisó el inicio de la construcción de un aljibe y dos zanjas que reforzará el desagüe pluvial en esa zona, para disminuir los encharcamientos en la época de lluvias.

Acompañado del director de Servicios Públicos Municipales, José Collado Soberanis, Barrera Concha recordó que el Ayuntamiento de Mérida trabaja en el mejoramiento de los sistemas de absorción del agua en las lluvias, para evitar daños por inundaciones derivadas por las tormentas tropicales o lluvias copiosas.

“Para impulsar el desarrollo de Mérida tenemos que brindar mejores servicios públicos, que satisfagan la demanda de los meridanos en cuanto a calidad de vida”, remarcó.

A su llegada, el Alcalde saludó a la señora Nelly Judith Ku Colli, quien desde hace dos años forma parte de las cuadrillas de trabajo del departamento de Aseo Urbano y que tienen la encomienda de mantener funcionales los espacios públicos de la zona.

Después de saludar y agradecer el esfuerzo de los trabajadores municipales, Collado Soberanis le expuso los detalles de la construcción del aljibe, que tendrá una dimensión de 12 metros de largo por 5 de ancho y 1.50 metros de profundidad, que permitirá captar una mayor cantidad de agua pluvial durante la temporada de lluvias.

“Con la construcción de este aljibe disminuiremos el tiempo de desagüe de las aguas pluviales, las cuales tardan entre 24 a 36 horas en desaparecer, a 4 o 5 horas, dependiendo de la intensidad de la lluvia”, detalló.

El funcionario indicó que los trabajos concluirán en un par de semanas, ya que también se incluye la construcción de dos zanjas de dos metros cada una y un caño de 30 metros lineales que estará conectado al aljibe para evitar encharcamientos prolongados.

José Collado agregó que en esa zona también se realizaron acciones de limpieza y desazolve de rejillas y pozos pluviales, para evitar que la basura retrase el proceso de absorción.

Recordó que en la pasada administración municipal se invirtieron casi 36 millones de pesos para disminuir los encharcamientos y llevar a cabo el programa de mantenimiento a los sistemas de drenaje del municipio.

Asimismo, dijo, se realizó la limpieza y desazolve de 165,439 metros lineales de zanjas pluviales con rejillas en colonias y comisarías, se desazolvaron 1,866 pozos colectores y areneros.

Se retiraron 45,303 metros cúbicos de lodo y basura producto de los desazolves, evitando encharcamientos. Además, realizaron 95,916 acciones de reparaciones preventivas y correctivas a los sistemas de drenaje pluvial.

“Durante ese periodo atendimos reportes de mantenimiento y ampliación de sistemas de drenaje en 602 colonias de la ciudad de Mérida de un total de 627, es decir, dimos un 96 % de cobertura incluyendo las 47 comisarías”, indicó.

El funcionario dijo también que se perforaron mil 284 pozos profundos viales y se construyeron 40 nuevos sistemas de aljibes para evitar encharcamientos en zonas conflictivas de la ciudad que resultaban afectadas en temporada de lluvias.