Recuperación total del 80% de pacientes post Covid-19

Publicado mayo 13, 2021, 7:41 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

Actualmente, cuatro de cada cinco pacientes post Covid-19 se recupera al 100 por ciento, mejora que se obtiene con la rehabilitación física y farmacológica, afirmó el especialista del Instituto Nacional de Pediatría, Francisco Cuevas Schacht.

Remarcó que en corto tiempo pueden tener una vida normal, similar a la de antes del contagio, pero se requiere de atención médica así como de supervisión.

“El 80 por ciento de los pacientes post Covid-19 se recuperan al 100 por ciento”, expresó durante la conferencia de prensa en línea.

Mencionó que las personas que han superado la fase aguda de la patología deben de contar con una rehabilitación física y farmacológica, para tener una pronta y mejor recuperación.

La rehabilitación cardio-pulmonar permite la disminución del daño provocado por la mortal enfermedad de rápida propagación.

Dado que es una nueva enfermedad, aún no se pueden realizar pronósticos a mediano y mucho menor a largo plazo, pues aún se aprende de ella, acotó.

Al igual, por ser una nueva patología, el manejo de la misma debe de ser multidisciplinario, pues actualmente afecta la salud física, social y mental.

Por su parte, el alergólogo Benjamín Zepeda Ortega, advirtió del aumento de los trastornos psico-psiquiátricos, en México, a consecuencia de la pandemia, y la información apenas se está recopilando.

Hasta el momento se sabe que hay seis formas de presentación del Covid-19, y la primera es la asintomática, la cual es la más peligrosa, pues los infectados no se dan cuentan que son portadores y propagan la patología.

También están los que tienen infección leve, personas con problemas gastrointestinales, y los graves, expresó el inmunólogo.

Logros del IMSS

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) brinda rehabilitación a pacientes que fueron intubados a causa de la Covid-19 y que desarrollaron trastornos respiratorios, de la voz o para deglutir los alimentos.

Otras complicaciones relacionadas con la intubación orotraqueal son parálisis de cuerdas vocales, infecciones en la garganta y formación de lesiones tumorales, por la presencia del tubo, como los granulomas.

La coordinadora de Programas Médicos de la División de Unidades de Rehabilitación del IMSS, María del Carmen Rojas Sosa, señaló que las personas recuperadas de Covid-19 pero que presentan secuelas como dificultad leve al respirar o para hablar fuerte, ronquera e incluso para comer, “no deben pensar que se quitan solas o que no tienen tratamiento, por lo que deben solicitar atención médica para su valoración y determinar si es candidato para recibir terapia foniátrica”.

Destacó que los problemas de la voz y la deglución son más comunes en pacientes que fueron hospitalizados por la enfermedad respiratoria, aunque se pueden presentar en quienes sobrellevaron la patología en casa, por lo que también podrían requerir de terapia para sanar.

En cualquier de los dos casos, cuando se presenta esta sintomatología, recomendó acudir con el médico para recibir un diagnóstico preciso mediante evaluación clínica y con apoyo de estudios como la laringofaringoscopía o nasolaringofibroscopía, a fin de determinar el tipo de lesión y recibir tratamiento individualizado.

Todo ello permite que la rehabilitación brinde los mejores resultados en la voz, la deglución e incluso en la calidad de la respiración.

Rojas Sosa agregó que cuando el paciente no fue intubado, los problemas de la voz y deglución no son muy reconocidos como una secuela de Covid-19.

Sin embargo, se pueden presentar por un daño a los nervios que coordinan el movimiento de la laringe, subrayó.

Entonces, si un paciente respira o habla mientras come, el alimento podría ir a la laringe y sufrir sensación de ahogamiento y tos; o cuando llega hasta el pulmón de manera repetida, puede desarrollar neumonía.

Por su parte, el fonoaudiólogo adscrito a la Unidad de Medicina Física y Rehabilitación del IMSS, Oscar David Jiménez Chávez, destacó que si bien el tiempo de terapia y rehabilitación es variable, puede transcurrir meses y hasta un año para que un paciente mejore, lo cual se relaciona con la severidad de la enfermedad respiratoria.