Récord de menor incidencia de dengue en este 2018

A tres semanas epidemiológicas de concluir el año, hasta el momento ya se registraron 15 casos confirmados acumulados, y afortunadamente, ninguna defunción.

345

El actual comportamiento del dengue en Yucatán permitirá que 2018 cierre como el año con menor incidencia de las últimas dos décadas, informó la Secretaría de Salud federal.

A tres semanas epidemiológicas de concluir el año, hasta el momento ya se registraron 15 casos confirmados acumulados, y afortunadamente, ninguna defunción.

Tras la reaparición de la enfermedad, luego de 10 meses de ausencia, la cifra más alta registrada hasta el momento es de cuatro casos, por lo que para las próximas semanas se prevé no sobrepasar dicho número.

En tan sólo 18 años, sólo en dos ocasiones se han registrado casos con cifras inferiores a 100 casos, tal como ocurrió en 2003, con 26, así como en 2004, con 57, por lo que en este año por concluir, se impondría el récord de menor incidencia.

Con respecto al mismo período pero del año pasado, la cifra es 86.4 por ciento inferior, ya que el acumulado fue de 110.

A nivel nacional, hay 11 mil 942 personas infectadas, con una disminución del 13 por ciento, ya que en el mismo período del 2017, la suma fue de 13 mil 721.

A nivel regional, Quintana Roo es el más afectado, con 166 casos, por lo que se ubica en el décimo lugar de la tabla nacional de incidencia, el 1.4 por ciento del total nacional.

Yucatán está en el peldaño número 23, con el 0.12 por ciento del total registrado en la República mexicana, mientras que en Campeche, está entre las entidades federativas en las cuales no hay caso alguno.

La menos en Yucatán son diversos los motivos por el cual se registra este descenso, tal el caso de un mayor control de los vectores, el Aedes aegypti y el albopictus, los cuales, son también transmisores del Chikungunya y Zika.

Asimismo, el 70 por ciento de los yucatecos tienen anticuerpos con alguno de los cuatro serotipos, sin embargo, son quienes tienen mayor posibilidad de contraer dengue hemorrágico, tras el piquete de un mosco que inoculó cualquiera de los tres restantes.

De tal manera, se empieza a considerar al dengue como “un enemigo patológico fortalecido y poderoso”.

La dependencia federal estableció que de los cuatro serotipos, el II y III son los “más agresivos”, mientras que el I y IV, son los “menos virulentos”.

Indicó que la virulencia aumenta cuando son al menos dos los serotipos presentes en determinada población, incluso, remarcó que el dengue se torna “más virulento” con el tiempo.

Comentó que cuando una persona es picada, se infecta y se desarrolla la enfermedad, por lo que crea anticuerpos contra el dengue, por lo que sí el mosco le introduce el mismo serotipo, no desarrollará el mal.

Sin embargo, cuando el mosco introduce otro tipo de serotipo, es mayor la probabilidad de tener un cuadro hemorrágico, el cual podría llevar a la muerte al infectado.

Actualmente, siete de cada diez yucatecos son inmunes a un tipo de serotipo, sin embargo, no a los otros tres restantes, y por ende, alta es la incidencia de un brote masivo de dengue hemorrágico.

“Cuando una persona padece de dengue, por segunda vez y con un nuevo serotipo, se presenta una infección secundaria, por lo que el virus se “mezcla” con las células que dejó dañadas, lo que permite entrar con mayor facilidad a los anticuerpos o monocitos, por lo que se replican de manera explosiva”, acotó.

Es decir, se presenta una inmunoamplificación, por lo que provoca, sea mayor la posibilidad de desarrollar el dengue de tipo hemorrágico.

 

Comentarios

Comentarios