Récord de baja incidencia en conjuntivitis, varicela y sarna por sana distancia

Publicado mayo 23, 2020, 3:56 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

MÉRIDA.- Con la aplicación de la Jornada Nacional de Sana Distancia por Covid-19, en Yucatán se establecen récords de mínima incidencia en conjuntivitis, varicela y sarna, reveló la Secretaría de Salud federal al destacar la notable reducción de dichas enfermedades.

Incluso, desde hace cinco semanas no se registra caso alguno de influenza y se lleva una quincena sin dengue, y el decremento de ambas patologías letales es debido tanto a las condiciones climáticas como a la suspensión temporal de actividades.

La dependencia estableció que el autoresguardo domiciliario ha evitado la proliferación masiva del coronavirus 2 del Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS-CoV-2) causante de la enfermedad Covid-19, pero al mismo tiempo ha permitido la disminución de numerosas enfermedades transmisibles y prevenible.

Con tal método preventivo, al menos en Yucatán ha disminuido de manera notable la propagación del dengue, la influenza, la varicela, la escabiosis y la conjuntivitis, principalmente, las cuales son las más comunes y con alto índice de morbilidad así como de mortalidad en las dos primeras patologías mencionadas.

En lo que va del año, en el Estado ya se registraron cuatro mil 735 casos de conjuntivitis, 946 de escabiosis, 683 de varicela, 129 de dengue y 19 de influenza, cuyas cifras semanales se tornan cada vez más bajas desde el inicio en México de la pandemia de Covid-19, a partir de mediados de marzo pasado.

En las primeras nueve semanas de aplicación del aislamiento social es notable el control del brote de conjuntivitis en la entidad, molestosa patología que prevalecía desde 2015.

Tan sólo en la semana epidemiológica número 19, correspondiente del 3 al 9 del mes en curso, se registraron 72 casos de conjuntivitis, la cifra más baja en los últimos seis años, tomando en cuenta que el brote inició a principios de 2015, sin que se tuviera un control del mal.

La cifra hoy registrada es inferior al máximo correspondiente en 2014, un año antes del brote epidémico, que fue de 130.

En las primeras nueve semanas epidemiológicas de la presencia de la pandemia en el país y con la aplicación del plan de resguardo domiciliario para evitar la propagación del coronavirus Covid-19, también es mínima la propagación de varicela, registrando las cifras más bajas del año.

Durante la semana pasada fueron cinco los infectados, la cifra más baja registrada de 2015 a la fecha.

El mismo fenómeno se observa con la escabiosis o sarna, en esta ocasión fueron 12 los casos confirmados, la más baja de 2014 a la actualidad.

En el caso de dengue, ya van dos semanas seguidas sin personas infectadas, fenómeno que también se observa en Campeche, Quintana Roo y Tabasco.

Mientras que en influenza, desde hace cinco semanas es nula la presencia de contagiados durante todo abril pasado y la primera semana de mayo.

Antes de la aplicación de la estrategia de “¡Quédate en casa!”, en la primera semana de marzo, Yucatán estaba en el séptimo lugar de la tabla nacional de dengue, en el octavo sitio de escabiosis, en el peldaño 13 de varicela, y en la posición 29 de influenza.

Actualmente, la entidad está en el octavo lugar de la tabla nacional de dengue, en el décimo sitio de escabiosis, en la posición 16 de varicela, y en el peldaño 31 de influenza.

En conjuntivitis, se mantiene en el peldaño 22, aunque es notable la disminución semanal.

Finalmente, en lo que va del año, en el Estado ya se registraron 19 casos de influenza, con una disminución del 59.6 por ciento con respecto al mismo período de 2019; así como 683 casos de varicela, con un decremento del 46.2 por ciento; al igual que cuatro mil 735 casos de conjuntivitis, con una reducción del 37.2 por ciento, y 946 casos de escabiosis, que es 18.6 porcentual inferior.

Pero, en el caso de dengue, hay 129 casos confirmados acumulados, cifra que es 10.75 veces mayor con respecto al mismo período del año anterior.

Con la interrupción temporal de la actividad escolar, laboral y recreativa, así como la movilidad en el espacio público, también disminuyó el número de personas lesionadas en accidentes de tránsito.