Reaparece estigmatizada enfermedad bíblica en Yucatán

Publicado diciembre 03, 2019, 12:17 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Luego de una tregua de poco menos de dos años, reapareció con un caso en Yucatán la lepra, enfermedad estigmatizada que en este 2019 está presente en 22 entidades federativas.

Incluso, es el segundo caso registrado en la Península de Yucatán, pues el primero se diagnosticó en Quintana Roo.

La lepra es una de las “enfermedades olvidadas” que a consecuencia de la ignorancia provoca la discriminación de las personas que padecen dicha patología.

La milenaria enfermedad prevalece en la región debido a diversos factores, y afortunadamente no es tan contagiosa como otros padecimientos, e incluso, es poco frecuente en la entidad, con menos de seis casos en los últimos siete años.

Dicha patología es también considerada como una de las “enfermedades menospreciadas”, debido a que son pocas las personas que padecen esta enfermedad, además que es benigna y poco contagiosa.

La lepra es una enfermedad infecciosa crónica, causada por una bacteria llamada Mycobacterium leprae, afecta principalmente la piel y los nervios periféricos, pero puede dañar otros tejidos.

Para adquirir la infección se requiere que una persona sana sea susceptible de adquirir y desarrollar la enfermedad, además de una estrecha y prolongada convivencia con una persona enferma de lepra y sin tratamiento.

De igual forma, cuando el infectado saque o expulse bacterias al hablar, toser o respirar y que la persona sana esté cercana a él.

En lo que va del año, en el país ya se registraron 144 casos confirmados acumulados, cifra similar a la registrada en 2018, es decir, “está en tablas”.

La entidad federativa con mayor presencia es Sinaloa, con 34 infectados, el 23.6 por ciento del total nacional, seguido de Michoacán, con 19 casos, el 13.2 por ciento; Guerrero y Nuevo León, con 13, respectivamente, con el nueve porcentual.

Mientras que en Yucatán es el primer caso en lo que va del año, y el más reciente se ocurrió en abril de 2018.

En el Estado es mínima la presencia de la patología, cuyo máximo aconteció en 2017, con cinco casos, con cuatro infectados está 2018; con tres, en 2014; con dos, en 2015 y 2016, mientras que en 2013, ninguno.

A nivel regional, es el segundo caso, pues el primero ocurrió en Quintana Roo, y Campeche es una de las 10 entidades federativas sin casos.