Randy Arozarena, una vida de película: balsero, ascenso meteórico y ahora cárcel

Publicado noviembre 24, 2020, 4:09 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

MÉRIDA.- La historia de Randy Arozarena es inspiradora y digna de una película, pues gracias al deporte, en este caso el beisbol, logró salir de la pobreza y forjarse una carrera en las Grandes Ligas, donde en esta temporada fue jugador estrella de los Rays de Tampa Bay.

Gracias a sus dotes beisbolísticas, jugando a la pelota a los 19 años ya ganaba más que su madre.

Convencido de que si se quedaba en Cuba jamás podría cumplir su sueño de convertirse en estrella del beisbol, emprendió la huida de la isla convertido en balsero.

A esta decisión contribuyó también el hecho de que lo fueron marginando de la selección cubana por temor a que desertara en algún viaje internacional.

Para esas alturas Randy tenía 20 años y ya era huérfano de padre, por lo cual era el único sostén de su madre y sus hermanos menores.

Luego de varios días de sortear temporales y olas de hasta cuatro metros de altura, su frágil embarcación recaló en Isla Mujeres.

Randy no pudo viajar enseguida a Estados Unidos, pues los beisbolistas cubanos desertores deben establecer su residencia en un tercer país antes de que el gobierno estadounidense les permita la entrada y un equipo de la MLB los pueda contratar como agentes libres.

En una amplia nota que le dedica el New York Times, escrita por James Wagner, se menciona que por medio de un agente, Arozarena se puso en contacto con Guillermo Armenta, quien en aquel entonces era ojeador de la Oficina de Scouting de la MLB y también supervisaba el desarrollo de jugadores para los Toros de Tijuana de la liga de béisbol profesional de México.

Armenta notó el potencial de Arozarena desde la primera vez que trabajó con el cubano en Mérida. Al principio un flaquito Arozarena corría la carrera de 54 metros en 6.9 segundos, la velocidad promedio de un jugador de las Grandes Ligas. Al final, Arozarena mejoró su tiempo a 6.38 segundos.

Arozarena debutó en las Ligas Mayores con San Luis, el 14 de agosto de 2019.

Este 2020 se convirtió en una estrella del Clásico de Otoño entre Dodgers de Los Ángeles y Los Rays de Tampa Bay al conectar cuatro cuadrangulares y la carrera ganadora del quinto de la serie que obligó al Juego 6, el último.

Su actuación durante octubre, que ahora lo ubica como el pelotero con más cuadrangulares (10) en una misma postemporada en la historia de las Mayores, le ha valido la realización de un largometraje biográfico producido en Hollywood.

Ahora con la detención del beisbolista cubano-yucateco, la historia de película podría tener ese tinte dramático que necesitan las producciones de Hollywood para enganchar al público.

Ayer Randy fue detenido en la colonia El Porvenir de Mérida, acusado de pretender llevarse a la fuerza a su hija menor de edad.

Durante el incidente agredió a su ex esposa y a su ex suegro, quienes trataron de impedir que se llevara a la niña.

Arozarena se casó recientemente, apenas el 7 de noviembre, con una joven colombiana en una pomposa boda celebrada en una hacienda de las afueras de Mérida, en el municipio conurbado de Conkal.