Ramírez Marín se suma a las gestiones para traer más recursos a Yucatán

El recorte de más de 3 mil millones de pesos pone en riesgo el ritmo de crecimiento del Estado, advierte el legislador yucateco. Acompañado de un grupo de amigos, realiza un recorrido por el Centro Histórico de Mérida.

442

Ante el difícil panorama que plantean los recortes al presupuesto federal para Yucatán en 2019, el senador Jorge Carlos Ramírez Marín afirmó que se ha sumado a las gestiones para conseguir más recursos, a fin de mantener el ritmo de crecimiento y la generación de empleos en la entidad.

En el marco de su tradicional recorrido por el Centro Histórico de Mérida, el legislador yucateco advirtió que el recorte de más de 3 mil millones de pesos que plantea el gobierno federal puede detener el desarrollo de Yucatán, pues pone en riesgo las obras de infraestructura, la educación, la salud y el empleo, que son vitales para el Estado.

“Tal parece que la recompensa presupuestal se la van a llevar los estados que no trabajan y no otros como Yucatán, que crece más allá del promedio nacional. Esto es un muy mal mensaje del nuevo gobierno federal”, subrayó el vicepresidente de la mesa directiva del Senado.

“Me da mucho gusto que compañeros diputados como Juan José Canul y María Esther Alonzo estén peleando hombro con hombro con los campesinos para evitar que se consuma el recorte de 22 mil millones de peso para el campo. Un recorte que, desde luego, afectaría a los productores yucatecos”, señaló.

“Por mi parte, me he sumado a las gestiones para apoyar al gobierno del Estado y espero reunirme con el gobernador Mauricio Vila Dosal para tratar este tema que es de trascendental importancia para Yucatán”, indicó el legislador.

Ramírez Marín señaló que la Ley de Ingresos que se discute en el Senado de la República tiene una serie de errores y trampas, como las fallas en las estimaciones de la cotización del dólar y el precio del petróleo, así como la falta de un cálculo en el monto de los recursos que se dejarán de captar.

“Un problema grave es que le está dando un IVA reducido a la frontera, lo cual no solo crea una mayor desigualdad en el país, sino que no dicen cuanto dinero menos representa en la Ley de Ingresos. Al contrario, dicen que vamos a recibir 23 mil millones de pesos más, lo cual no tiene ninguna lógica, no tiene pies ni cabeza”, subrayó el senador.

“Eso es extremadamente peligroso y a esto se suman distintos anuncios, como el de darle esas mismas condiciones fiscales a Quintana Roo y a la zona del Istmo. Es la primera Ley de Ingresos que me toca hacer donde se le reserva al Presidente de la República la facultad de decir dónde va a bajar los impuestos, pero sin hacer el cálculo en la propia Ley”, recalcó.

Ramírez Marín dijo que, independientemente del difícil panorama presupuestal, continuará gestionando recursos para hacer el dragado del canal de navegación del puerto de altura de Progreso y la construcción de un Centro de Capacitación y Entrenamiento de Vela, a fin de apoyar y evitar más muertes de pescadores en la costa yucateca.

En relación con el recorrido, el senador, como ya es costumbre, desayunó primero unos salbutes en “El pavo feliz” del Bazar García Rejón y luego, acompañado de un grupo de amigos, caminó sobre la calle 60 hasta el Parque de la Madre, pasando por la Catedral y el Parque Hidalgo.

A su paso, recibió el saludo de los transeúntes. Las explicaciones estuvieron a cargo del abogado e historiador José Luis Vargas Aguilar, ex director de la Facultad de Derecho de la Uady, quien detalló los aspectos más relevantes de la construcción, orígenes y episodios que se vivieron en esos sitios del Centro Histórico. El recorrido terminó en el Parque de la Mejorada.

Comentarios

Comentarios