Quiso matarse de un escopetazo: solo se desfiguró el rostro

Publicado octubre 30, 2018, 12:01 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 2 mins

Pensando que sería fácil morir por un disparo de escopeta, un hombre de 40 años adicto al “cristal” y a otras drogas se pegó un tiro en la cara, pero en lugar de caer fulminado se provocó una sangrienta y dolorosa herida, que le hizo pegar de alaridos en el patio de su casa.

Por la gravedad de sus lesiones, el individuo ni siquiera pasó por el centro de salud de su natal Maní, sino que lo llevaron directo al hospital O’Horán.

De acuerdo con lo que se informó, antes pegarse el tiro Pedro Pablo Tuz Pinto, de 40 años, fue a casa de su ex a despedirse de sus hijos, pues les dijo que iba a emprender un viaje sin retorno.

Como en otras ocasiones ya había dicho que mataría sin hacerlo, la mujer lo tiró a loco.

Los hechos ocurrieron en la calle 21 entre 26 y 28 de Maní, donde el lunes aproximadamente a las 8:30 de la noche Tuz Pinto se disparó con una escopeta a la altura de la mandíbula.

Sus familiares escucharon el disparo y salieron a indagar. En ese momento vieron al hombre gritando y corriendo por el patio con la cara ensangrentada y desfigurada.

Enseguida llamaron a los servicios de emergencia y fue llevado al O’Horán en una ambulancia de la SSP.

El arma fue ubicada en la parte posterior de un molino que funciona en el terreno de los familiares de Tuz Pinto.

La esposa del individuo informó que su marido es adicto al “cristal” y terminó su relación con él hace cuatro meses.

Por la tarde, un poco antes del intento de suicidio, se presentó ebrio a verla y le dijo que iba a despedirse de sus hijos, pero le pidió que volvieran a estar juntos.

Como ella se negó, le dijo que iba a matarse, pero como ya en otras ocasiones había dicho lo mismo, lo tiró a loco. Más tarde se enteró de lo que Pedro Pablo había hecho.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.