¿Qué hacer en Yucatán ante las ‘falsas desapariciones’ y la psicosis en redes?

Publicado noviembre 17, 2020, 9:04 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Radar Político/Columna

MÉRIDA.- En las últimas semanas han surgido voces de censura contra aquellas personas, en particular mujeres adultas, que “desaparecen”, causan alarma en redes sociales y propician movilización policiaca, distrayendo personal y recursos que bien podrían utilizarse para atender otros casos de emergencias reales.

El más reciente ocurrió con la localización de una mujer que se salió de su domicilio por voluntad propia y fue hallada en una casa de Pensiones donde no corría ningún peligro.

Igual como ha ocurrido en hechos anteriores similares, en redes sociales se difundió el caso con gran alarma, incluso diciendo que se temía por la integridad de la supuesta “víctima”, pues podría ser blanco de algún delito.

Días antes, el sábado, fue localizada en un hotel de Valladolid una mujer que “desapareció” en el trayecto de su casa, en la colonia Lázaro Cárdenas, a su trabajo en el fraccionamiento Francisco de Montejo.

En realidad nunca estuvo extraviada, sino que se fue por voluntad propia a Valladolid, sin decirle nada a su familia, que comenzó a buscarla luego de no tener noticias de ella.

Unos días antes ocurrió el caso quizá más absurdo, pues quien difundió en redes sociales sobre la desaparición de una mujer fue una amiga que no al no localizarla vía telefónica difundió que estaba extraviada.

Esto no solo propició movilización innecesaria sino que además generó angustia en la familia de la “desaparecida”.

Como estos casos han ocurrido muchos en Yucatán, un estado libre de secuestros y desapariciones forzadas, además de ser uno de los más seguros del país.

La psicosis por lo que ocurre en otras partes de México tal vez puede generar angustia, pero aquí lo recomendable es que las familias mantengan la comunicación, y antes de alarmarse y difundir en redes sociales agoten otros mecanismos, pues muchas veces la sobreexposición en redes sociales termina siendo negativa para la familia.

Algunas voces señalan que sería conveniente establecer sanciones contra aquellos que generen movilización ante una falsa desaparición, que en términos generales es similar a las bromas de aquellos que llaman a los números de emergencia para reportar falsas bombas o incendios.

Las desapariciones forzadas, los asesinatos de mujeres en las calles, vivir con el temor de salir de casa y no tener la certeza si volverás son escenarios que nadie quisiera experimentar.

Afortunadamente no los tenemos en Yucatán y los ciudadanos deberíamos valorar más la seguridad que tenemos actuando con responsabilidad y madurez.