Pustunich no sale del asombro ante su mayor tragedia

Esta madrugada llegaron a la sureña comunidad los cuerpos de los tres fallecidos en el accidente que enlutó a familias emparentadas.

3884

Luego de ser preparados en una funeraria de Kanasín, la madrugada de este jueves salieron hacia Pustunich, comisaría de Ticul, los cuerpos de los tres fallecidos en sonado accidente que enlutó a familias emparentadas en dicha comunidad del sur de Yucatán.

La tragedia, como informamos, ocurrió la mañana de este miércoles en la carretera Ticul-Pustunich, donde madre e hija fueron atropelladas por un auto que manejaba alcoholizado un pariente de ambas, el cual también murió.

Los cuerpos fueron preparados para su velación y posterior sepultura en Funeraria Nieves de Kanasín. Serán inhumados este jueves en el cementerio de la localidad, ubicada en el camino entre Ticul y Oxkutzcab.

Los pobladores están bastante consternados por la tragedia. Por su parte, la familia dice y reconoce que fue un accidente. “Dios sabe por qué hace las cosas”, responden a quienes van a darles el pésame.

El trágico accidente ocurrió cuando madre e hija, Laura Yamili Mojón Durán, de 34 años, y Y.G.B.M., de 12 años, hacían ejercicio en la ciclopista entre Ticul y Pustunich. Ambas ya estaban de retorno hacia su domicilio.

En la misma carretera conducía alcoholizado Enrique Iván Hercila Durán, de 30 años, sobrino de Laura Yamili, quien regresaba también a Pustunich y perdió el control, proyectándose hacia donde caminaban madre e hija, quienes recibieron de espaldas el impacto.

Por la velocidad, el auto continuó su trayectoria y se impactó contra una barda y luego reviró para estamparse contra un poste alumbrado público. Finalmente se detuvo parcialmente atravesado sobre la cinta asfáltica. El conductor falleció prensado entre los fierros retorcidos de su vehículo.

Esta es una de las mayores tragedias familiares que se recuerdan en Pustunich, comunidad caracterizada por su tranquilidad como muchas de las que hay en Yucatán.

Comentarios

Comentarios